1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Grecia confía en lograr nuevo rescate antes del 18 de agosto

Atenas busca evitar que se haga necesario un “crédito puente” que demoraría más el comienzo del tercer rescate por 86 mil millones de euros.

Gracias a que las negociaciones entre Atenas y los acreedores internacionales van por buen camino y parecen llevar un ritmo adecuado, el gobierno del primer ministro Alexis Tsipras confía en conseguir un acuerdo para un tercer rescate que permita financiar la economía griega antes del 18 de agosto, justo en los plazos para que los parlamentos de la Unión Europea puedan dar su aprobación, y a tiempo para que Grecia cumpla con el pago de una deuda con el Banco Central Europeo.

La portavoz del gobierno, Olga Gerovasili, dijo en una entrevista radial que ella confía en que habrá una votación en el Congreso el 18 de agosto, dentro “del marco de tiempo previsto”. Gerovasili añadió que, “teniendo en cuenta lo que ha sucedido hasta ahora, hay un buen clima en las negociaciones y en el ánimo de las instituciones, lo que muestra que esta vez se cumplirá el tiempo previsto”.

Atenas negocia con instituciones de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional nuevos préstamos por hasta 86.000 millones de euros para evitar un colapso de su economía y permanecer en la zona euro. Esto, a cambio de una serie de reformas de gran calado que incluyen rebajas en las pensiones y nuevas medidas de austeridad, lo que ha provocado una crisis dentro del partido gobernante, Syriza.

Sí y no al crédito puente

Atenas desea a toda costa evitar un llamado “crédito puente”, que obligaría al país a cumplir nuevos requisitos. “No vamos a aceptar nuevas condiciones previas a cambio de un pequeño crédito puente... Queremos un acuerdo definitivo y luego ver lo que hace falta cumplir para obtener un primer desembolso de 24.000 millones de euros”, dijo el portavoz del grupo parlamentario de Syriza, Nikos Fili. “Estamos tratando de cerrar un acuerdo, que comportará duras medidas, pero lo importante es que comience la financiación de la economía griega”, añadió.

El crédito puente, de 5.000 millones de euros, serviría solo para pagar algunas de las obligaciones más urgentes del país. Quien sí apoya esa opción es el Ministerio de Finanzas de Alemania. De acuerdo al diario Süddeutsche Zeitung, el Ministerio piensa que, de esta forma, se dará tiempo a Atenas y sus acreedores para negociar un tercer rescate de forma más exhaustiva. “Un programa que debería durar tres años y tener un valor de más de 80.000 millones de euros necesita bases realmente sólidas”, dijo a ese diario una fuente ministerial.

DZC (EFE, Reuters)