Grecia ahorarrá 450 millones euros en pensiones ilegales | Europa | DW | 02.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Grecia ahorarrá 450 millones euros en pensiones ilegales

Grecia ahorarrá 450 millones euros en pensiones ilegales

El gobierno griego anunció que dejó de pagar 63.500 pensiones que se abonaban a personas ya fallecidas o inexistentes, lo que le reportará un ahorro de 450 millones de euros anuales. Además, según la prensa, el país se prepara probablemente para nuevos recortes y para tener un "comisario de austeridad".

Según el Ministerio de Trabajo, a comienzos de año dejaron de pagarse 63.500 jubilaciones que iban a parar a personas fallecidas, inexistentes o habían sido calculadas en base a datos erróneos. En octubre, el director de la aseguradora estatal IKA había admitido que que en la última década se pagaron 8.000 millones de euros en pensiones de este tipo.

Entretanto, la prensa griega informa de la posible instauración de un "comisario de austeridad". En caso de que el país se aparte de los objetivos de ahorro, el comisario podrá imponer nuevas medidas, como la rebaja de las pensiones o el aumento de las aportaciones de empleados y jubilados a la seguridad social.

Según los medios griegos, el primer ministro griego, Lucas Papademos, prepara además nuevas medidas de ahorro por un monto de 4.400 millones de euros, a través de recortes en Defensa y en sanidad.

Los expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI), la Unión Europea (UE) y el Banco Central Europeo (BCE) presentarán este fin de semana un primer informe sobre la situación económica de Grecia. Si el país heleno no recibe nuevas ayudas entrará en bancarrota a finales de marzo, cuando tiene que pagar 14.400 millones de intereses por su deuda.

Grecia negocia además estos días, no sin dificultades, con la banca privada sobre una quita parcial a su deuda pública.

El director ejecutivo de Deutsche Bank, Josef Ackermann, aseguró hoy que Atenas y los acreedores privados están cerca de un acuerdo al respecto.

"Las conversaciones continúan. Yo participé intensamente. Creo que ya no estamos muy lejos unos de otros", señaló el principal banquero alemán en la asamblea anual de Deutsche Bank en Fráncfort.

El acuerdo podría implicar que las entidades financieras acepten voluntariamente una quita de hasta el 70 por ciento en la deuda helena. "Una quiebra nos costaría aún más", explicó Ackermann, también presidente de la asociación bancaria internacional IIF. dpa