Grecia aún no cuenta con voto de confianza europeo | Europa | DW | 05.11.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Grecia aún no cuenta con voto de confianza europeo

Una razón para la frialdad con que ha sido acogido el voto de confianza otorgado por los parlamentarios griegos a Papandreu es el peso de otras preocupaciones con que los líderes europeos salieron de la cumbre del G20.

default

Aunque favorable a los planes para evitar la bancarrota griega, la moción no fue recibida con suspiros de alivio en la UE.

El primer ministro griego, Yorgos Papandreu, anunció este sábado (5.11.2011) que se dedicaría de inmediato a negociar la formación de un Gobierno de coalición con todos los partidos del país. El político socialista enfatizó que esa alianza deberá aprobar todas las leyes necesarias para cumplir con lo acordado en la histórica cumbre de mandatarios europeos del 27 de octubre.

Entre las medidas aprobadas allí para contener la crisis en la zona euro figura la condonación del cincuenta por ciento de la deuda helena, pero esa quita sólo se consumará si Grecia cumple con su parte del trato: implementar un severo régimen de austeridad y marcados recortes fiscales. “De la aplicación de estas medidas depende nuestra permanencia en la Eurozona”, dijo Papandreu.

Lo que no se sabe es si será el actual primer ministro quien esté al frente del próximo Gobierno. El partido de oposición más fuerte, el conservador Neo Dimokratia, se ha negado a formar parte de la aludida coalición y ha exigido que se realicen elecciones anticipadas, indiferente al hecho de que Papandreu obtuvo el voto de confianza del Parlamento este 4 de noviembre.

“A Grecia no le queda otra opción que abandonar el euro”

Francois Fillon

François Fillon, primer ministro de Francia.

Aunque favorable a Papandreu y a los planes para evitar la bancarrota del Estado griego, la moción legislativa de este viernes (4.11.2011) no fue recibida con suspiros de alivio en el resto de la Unión Europea. De hecho, Hans-Werner Sinn, presidente del Instituto de Estudios Económicos Ifo con sede en Múnich, Alemania, advirtió que a Grecia no le queda otra opción que abandonar el euro.

“Los griegos no tienen ninguna oportunidad de ser competitivos dentro de la zona euro”, explicó el experto en entrevista con el semanario alemán Wirtschaftswoche, agregando que la salida de Grecia del bloque comunitario es posible aunque ese escenario no esté previsto legalmente. “Técnicamente hablando, todo es factible. La separación de la República Checa de Eslovaquia lo demostró”, aseguró Sinn.

Los españoles y los portugueses temen por su propio pellejo, pero tienen la esperanza de que la incertidumbre creada por la aparente desidia del Gobierno heleno no empeore sus de por sí precarias situaciones. En Francia, el descontento popular es tangible: casi dos tercios de los encuestados por el diario Dimanche Ouest-France se opone a que Grecia reciba el auxilio financiero que la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) le han garantizado.

También Italia y Francia preocupan a la UE

Frankreich Italien Gipfel G20 in Cannes EU Silvio Berlusconi

Silvio Berlusconi, primer ministro de Italia.

Y es poco probable que esa tendencia de opinión cambie ahora que el primer ministro francés, François Fillon, está por presentar un nuevo programa de ahorro para que la deuda gala pueda conservar su buena reputación en los mercados de capital. Ya se cuenta con un aumento del impuesto al valor agregado en la gastronomía para compensar la lentitud del crecimiento económico de Francia.

Otra razón para la relativa frialdad con que ha sido acogido el voto de confianza otorgado por los parlamentarios griegos a Papandreu es el peso de otras preocupaciones con que los líderes europeos salieron de la cumbre del Grupo de los Veinte (G20) este 4 de noviembre. Las políticas económicas del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, pasaron a un primer plano.

La inestable economía italiana –principal motor de la zona euro, después de la alemana y la francesa– será el foco de atención de los ministros del Eurogrupo a partir del lunes (7.11.2011) y del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la Unión Europea (Ecofin) a partir del martes (8.11.2011). También las reformas de Berlusconi para poner orden en las cuentas públicas serán objeto de monitoreo la próxima semana.

Angela Merkel augura una década de crisis

Cannes G20 Gipfel Frankreich Merkel Obama Sarkozy Cameron

Angela Merkel junto a Nicolas Sarkozy (izq.), Barack Obama y David Cameron (der.)

Además, el balance que la canciller alemana, Angela Merkel, hizo de la cumbre del G20 fue cualquier cosa menos alentador. Aludiendo a la crisis del euro, la jefa del Gobierno germano dio por sentado que “pasará una década hasta que la superemos” y reconoció que también Alemania está expuesta a los efectos de la crisis de deuda soberana que azota al Viejo Continente.

Aún así, Alemania sigue siendo uno de los destinos principales de las masas que están abandonando Grecia en búsqueda de una vida más próspera. Costas Dimitriou, directivo de una organización que representa a la diáspora griega, calcula que la comunidad helena en Alemania creció de aproximadamente 300.000 personas a 400.000 desde la explosión de la crisis.

Este éxodo tiene lugar justo cuando muchos emigrantes griegos estaban regresando a su tierra natal, atraídos por la bonanza económica del país, que se vio impulsada por su ingreso a la zona euro y el capital que entró con motivo de los Juegos Olímpicos de 2004. Sin embargo, encontrar empleo en el extranjero no es fácil para quienes salen de Grecia en este momento.

Los griegos no sólo deben competir en el mercado laboral con trabajadores altamente calificados provenientes de todo el mundo, sino también hacer frente a los prejuicios que han surgido durante la crisis. “Nos miran con sospecha, como si fuéramos personas perezosas”, comentó Dimitriou, director del capítulo alemán del Consejo Mundial de Helenos en el Extranjero (SAE, son sus siglas en griego).

Autor: Evan Romero-Castillo
Editor: Enrique López

DW recomienda