1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Gran explosión sacude Kabul: al menos 15 muertos y 240 heridos

Un camión bomba explotó cerca de un campamento militar en el barrio de Shah Shahid. Entre las víctimas hay niños y mujeres.

Una gigantesca explosión, que se oyó en toda la capital de Afganistán, Kabul, sacudió al barrio de Shah Shahid la mañana de este viernes (07.08.2015), de acuerdo a declaraciones del ministro del Interior afgano, Ayoub Salangi. Según las primeras informaciones entregadas por las autoridades, un camión bomba estalló, causando la muerte de diez personas y dejando al menos 128 heridos.

Testigos de barrios cercanos aseguran que la potencia del estallido fue tal que la detonación destrozó sus ventanas y causó daños a vehículos estacionados a cientos de metros del lugar de la explosión. En primera instancia, se desconoce el objetivo del atentado, aunque podría ser un campamento usado por las fuerzas de seguridad afganas instalado en esa zona de la ciudad. Esa es la sospecha del jefe policial Abdul Rahman Rahimi, quien confirmó a la agencia Reuters que el ataque ocurrió “cerca de un campamento militar”.

“Los heridos fueron trasladados a diversos hospitales. Entre los lesionados hay al menos 15 niños y 20 mujeres, se teme que el número de víctimas aumente”, dijo el portavoz del Ministerio de Salud, Wahidullah Mayar. Testigos dijeron que los hospitales lucen abarrotados ante las numerosas personas que llegan a atenderse, casi todas por sus propios medios. Si bien hay heridos graves, la mayoría sufrió lesiones superficiales.

Inseguridad diaria

La capital de Afganistán está fuertemente resguardada por las fuerzas de seguridad y la policía, y atentados con la potencia del registrado este viernes no son usuales. Aunque ningún grupo se atribuyó a primera hora el ataque, la explosión coincide con la intensificación de la ofensiva talibán de verano, a pesar de las dificultades que enfrenta ese movimiento, enfrascado en disputas internas por la sucesión de su fallecido líder, el mulá Omar.

El ataque de este viernes resalta la inseguridad creciente que afecta al país, en medio de un proceso de paz entre el gobierno y los talibanes, al tiempo que las fuerzas afganas deben enfrentar su primera sesión de ataques de verano sin el respaldo de las fuerzas internacionales de la OTAN. Los enfrentamientos en otras regiones del país son pan de cada día y periódicamente ciudadanos quedan atrapados en el fuego cruzado. En los últimos seis meses, 5.000 civiles han muerto o sido heridos como resultado del conflicto, según cifras de Naciones Unidas.

DZC (dpa, AFP, Reuters)