1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Gran Bretaña-UE: ¿cuánto cuesta el divorcio?

Theresa May, la primera ministra británica, presentará oficialmente este miércoles (29.03.2017) la carta de salida de su país de la UE. ¿Cuánto les costará a los británicos el divorcio?

Theresa May comunicará este miércoles oficialmente a la UE que Gran Bretaña quiere abandonar la Unión Europea, de conformidad con el artículo 50 del Tratado de Lisboa. Es un día histórico, pues por primera vez un país se va del club europeo. Luego comenzarán las negociaciones de salida entre Gran Bretaña y los 27 restantes países miembros de la UE. Está previsto negociar dos años.

La cuestión central es: ¿cuánto deberán pagar los británicos por el divorcio? Sobre la mesa esta la suma de 60.000 millones de euros, que Bruselas quiere cobrarle al Reino Unido.

"No debemos nada”

Theresa May, la primera ministra, dice haber consultado a juristas acerca del tema y que estos han llegado a la conclusión de que en cuanto Gran Bretaña haya abandona la UE no está obligada a pagar ni una libra más. El diputado tory Jacob Rees-Mog, lo resume así: "No debemos nada a la UE”.

El "brexit” quedará consumado previsiblemente en la primavera de 2019, pero el presupuesto actual de la UE va hasta el 2020. Y Gran Bretaña se comprometió en su momento a financiarlo. Así lo ve Bruselas. Además está sobre el tapete la cuestión de los funcionarios británicos que trabajan en la UE, cuyas jubilaciones debería financiar también Gran Bretaña.

Informe: Parlamento británico aprueba proyecto de ley del "brexit"

Opinión: Una UE en crisis cumple 60

Resistencias: Irlanda y Escocia contra el "brexit"

Gran Bretaña es actualmente, después de Alemania, el mayor contribuyente neto de la UE. Si los británicos pagan menos o no pagan nada, los otros contribuyentes deberán transferir más a los receptores netos o estos, recibir menos.

Deseos y costos

 La UE en su conjunto o determinados miembros en particular podrían demandar al Reino Unido. La baronesa Kishwer Falkner, de la Cámara los Lores, opina: "Las transferencias son parte de las negociaciones, pero los juristas británicos fortalecen la posición del Reino Unido”.

Gran Bretaña, sin embargo, probablemente no esté interesada en abandonar algunos programas europeos, por ejemplo, en las áreas de ciencia e investigación. Además, quiere tener un amplio acceso al mercado común europeo, aunque abandone el principio europeo de la libre circulación de personas.

Así lo subrayó Amber Rudd, la ministra británica del Interior: "Queremos tener el más vasto acceso posible al mercado común. No sabemos lo que costará, pero, justamente, debemos negociarlo”.

"Como Thatcher”

Boris Johnson, el ministro de Relaciones Exteriores, menciona a Margaret Thatcher como modelo a seguir. Esta había negociado hace 33 años con los socios europeos una rebaja especial en las contribuciones de Gran Bretaña.

"Recordemos la cumbre de Fontainebleau, en 1984, en la que Thatcher exigió que le devolvieran el dinero. Creo que es lo que nosotros también deberíamos hacer”, dice Johnson.

Probablemente, la disputa por las finanzas no terminará sino a fines de 2018 o comienzos de 2019 en una cumbre de la UE, luego de un nocturno maratón de negociaciones. Y, como en la mayoría de los divorcios, quizás pierdan ambas partes. 

Stephanie Pieper (pk)

DW recomienda