Gran Bretaña: el ascenso de los euroescépticos | Europa | DW | 04.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Gran Bretaña: el ascenso de los euroescépticos

El auge de UKIP, el partido antieuropeo de Gran Bretaña, no se detiene: la agrupación acaba de obtener un sonoro éxito en las elecciones regionales. ¿Cabe esperar que los euroescépticos entren al Parlamento británico?

El Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), de talante nacionalista y euroescéptico, fue subestimado durante mucho tiempo. Los unos lo describían como un movimiento de protesta pasajero y los otros, como un “grupo de payasos”. Pero este 3 de mayo, cuando se publicaron los resultados de los comicios regionales del día anterior, a nadie se le ocurrió hacer chistes sobre el grupo político dirigido por Nigel Farage. Y es que el UKIP obtuvo cerca de un cuarto de los votos en 35 circuitos electorales de Inglaterra y Gales.

El primer ministro, David Cameron, reaccionó asegurando que el Partido Conservador trabajaría duro para recuperar el respaldo de la población y los opositores del Partido Laborista celebraron discretamente el leve crecimiento de su base electoral, a sabiendas de que el gran ganador del proceso había sido el UKIP, que recibió muchos más votos –un 13 por ciento más– que en los comicios regionales previos.“Es la primera vez que un partido nuevo recibe un apoyo semejante en las urnas”, sostiene Robert Ford, investigador de la Universidad de Manchester.

Nigel Farage, jefe del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP).

Nigel Farage, jefe del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP).

La juventud del UKIP es relativa: el partido fue fundado en 1990 como una plataforma para ofrecer resistencia al ingreso de Gran Bretaña a las filas de la Unión Europea (UE) y ganó terreno a medida que la crisis de la eurozona dejó a la vista las deficiencias fundamentales del proyecto comunitario. De momento, el UKIP no tiene representantes en el Parlamento británico; pero cabe preguntarse si Farage y sus seguidores podrán repetir la hazaña de este 3 de mayo cuando tengan lugar las elecciones nacionales en 2015.

Después de todo, en los comicios regionales que acaban de pasar, el electorado también expresó su rechazo a las políticas de la alianza liberal-conservadora que lleva las riendas del país.¿Qué motivó a tanta gente a votar por el UKIP? Según Ford, esta agrupación atrae sobre todo a “electores blancos, de la tercera edad, con bajos niveles de instrucción y pertenecientes a la clase trabajadora”; un sector demográfico que, al compararse con el de la clase media, se siente totalmente abandonado por los partidos de centro.

Christ Howarth, analista de partidos en el think tank Open Europe de Londres, percibe el ascenso del UKIP como un indicio de la “sensación de desconcierto que genera toda la clase política” entre los británicos y como el producto de la añeja desconfianza que éstos sienten hacia Europa. A muchos votantes los exasperan ciertos aspectos del bloque comunitario. Algunos de ellos son la “excesiva regulación”, los costos de los presupuestos europeos y lo que muchos ven como medidas demasiado laxas contra la inmigración irregular.

Autores: Joanna Impey / Evan Romero-Castillo

Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda