1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Google cuestionada por presunta “evasión de impuestos” en Londres

Clientes no creen que Google no realiza ventas a consumidores desde su sede en Londres, un aspecto clave en su capacidad para operar casi sin pagar impuestos en Gran Bretaña.

Google en Londres.

Google en Londres.

The Drum, una revista para profesionales de mercadeo, consultó a anunciantes y agencias digitales -empresas que compran productos publicitarios en nombre de clientes- sobre sus operaciones con la sede londinense de Google y su interacción con la oficina en Dublín. De los 29 que respondieron a la consulta, "casi un 80% dijo que operan con Londres cuando compran publicidad a Google. Alrededor del 14 por ciento dijo que utilizaban Dublín, el resto dijo que no sabía", indicó un artículo publicado en www.TheDrum.com

Google Inc dice que vende todas las publicidades en el Reino Unido, Francia y Alemania a través de su oficina en Dublín. El viernes no quiso hacer comentarios sobre los detalles de la encuesta.

La evasión de impuestos corporativos se ha convertido en un tema político candente en Gran Bretaña en medio de medidas de austeridad implementadas para hacer frente a la crisis bancaria. El primer ministro británico, David Cameron, ha dicho que está analizando el problema y planea colocarlo en la agenda para la reunión del G-8 que las economías más grandes del mundo tendrán en junio en Irlanda del Norte.

Evasión de impuestos corporativos, un tema para el G-8

De 2006 a 2011, Google generó 18.000 millones de dólares en ingresos procedentes del Reino Unido, según documentos legales, y Google UK pagó apenas 16 millones de dólares de impuestos, según muestran sus cuentas.

Esta semana, legisladores británicos dijeron que planeaban volver a llamar a declarar a Google ante un comité parlamentario, luego de que una agencia británica de noticias revelara que la compañía buscaba personal en el Reino Unido para "negociar" o "cerrar" acuerdos, pese a que un ejecutivo de Google dijo al comité en noviembre que los empleados de Gran Bretaña no vendían a clientes.

Google ha negado un engaño a legisladores y dijo que cumplía con la legislación tributaria británica. Google dice que emplea alrededor de 1.000 "consultores digitales" con sede en Londres, cuya tarea es instruir a los clientes sobre los beneficios de los productos de la compañía.

Bajo la ley fiscal internacional, se le permite a las compañías participar en trabajo promocional en un país sin tener residencia fiscal, pero abogados y especialistas dijeron que negociar en territorio británico podría significar que los ingresos de Google UK se convierten en impositivos.

JOV (Reuters, dpa)