1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Gobierno yemení rompe relaciones diplomáticas con Irán

El Gobierno del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, anunció el rompimiento "total" de las relaciones diplomáticas con Irán, país al que acusa de apoyar al movimiento rebelde chií de los hutíes en Yemen.

El anuncio fue hecho en la ciudad de Adén, declarada capital provisional del país tras el regreso del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi del exilio la semana pasada.

El presidente yemení y su gabinete se vieron obligados a abandonar Adén el pasado mes de marzo, debido al cerco de los rebeldes sobre esta ciudad del sur del país, en la que se refugió el Gobierno tras haber sido expulsado de la capital Saná por los hutíes.

Todos los embajadores extranjeros abandonaron la capital del país el pasado marzo, excepto el representante iraní, Husein Niknam, quien ha permanecido hasta ahora en la sede de la legación diplomática en Saná. De momento, se desconoce si el embajador decidirá abandonar Yemen tras la ruptura de relaciones con Irán.

El Gobierno de Yemen acusa a Teherán de apoyar política y militarmente al movimiento de los hutíes y de interferir en los asuntos internos del país. Por su parte, Hadi ha recibido el respaldo de los países árabes del golfo Pérsico, así como de otros países musulmanes suníes, que lanzaron el pasado marzo una operación militar contra los hutíes en Yemen, encabezada por Arabia Saudí.

Arabia Saudí bloquea investigación sobre conflicto

Por su parte, Arabia Saudí ha logrado bloquear la creación de una comisión de investigación independiente sobre las atrocidades cometidas por todas las partes en conflicto en el país árabe. Arabia Saudí y sus aliados en la coalición que bombardea las posiciones de los rebeldes hutíes (chiíes), entre ellos Catar, Baréin, Egipto, Jordania y Emiratos Árabes Unidos, consiguieron convencer a Estados Unidos y Reino Unido, y bloquearon el proyecto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

La resolución aprobada por consenso solo pide al Gobierno legítimo del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi que investigue de forma interna la violencia cometida en el país. Según el recuento de la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, desde que comenzaron los bombardeos en marzo, 2.355 civiles han perdido la vida y 4.862 han resultado heridos.

VT (efe, reuters)