1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Gobierno y rebeldes llegan a acuerdo en Sudán del Sur

El presidente Salva Kiir y el líder insurgente Riek Machar se dieron sesenta días de plazo para formar un gobierno de transición de unidad nacional.

Tras varias semanas de negociaciones, que muchas veces parecieron caer en un pozo, finalmente las partes en conflicto en Sudán del Sur alcanzaron un acuerdo este martes (10.06.2014), según información entregada por el primer ministro de Etiopía, Hailemariam Desalegn, país que actuaba como mediador y en cuya capital, Adis Abeba, se realizaron las conversaciones.

Según Desalegn, quien informó del acuerdo logrado tras una reunión de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), las negociaciones entre los enviados del presidente Salva Kiir y el líder rebelde Riek Machar, que pertenecen a etnias distintas, tuvieron resultados positivos. “Los dos se han comprometido a completar un diálogo en el plazo de 60 días para formar un gobierno de transición de unidad nacional”, dijo el líder etíope.

Ambos dirigentes, además, renovaron su compromiso para poner fin al conflicto de Sudán del Sur. Cabe recordar que ya el 9 de mayo se había alcanzado un segundo acuerdo de alto al fuego que, sin embargo, no fue cumplido por ninguna de las partes. En ese lapso, los rebeldes consiguieron progresar en distintas ciudades de ese país africano, rico en petróleo y, aun así, uno de los más pobres de la región debido a largas desavenencias internas.

Amenazas de la IGAD

Ese día fueron los mismos Kiir y Machar quienes llegaron a Adis Abeba a firmar el acuerdo. Y lo signaron ambos, pese a que ni siquiera se estrecharon la mano. Hacía meses que los dos dirigentes, el actual mandatario y el líder rebelde que hasta hace un tiempo fue su vicepresidente, no se veían las caras. Ambos se acusan mutuamente de incumplir los acuerdos alcanzados por sus negociadores, en un conflicto que devino rápidamente en choque entre diversos grupos étnicos.

Este martes volvieron a encontrarse y a firmar un acuerdo que se comprometieron a cumplir. El enviado especial de Estados Unidos a Sudán del Sur, Donald Booth, dijo que ahora que se alcanzó una vía común era “el momento de los líderes de verdad, para guiar y dejar que la paz arraigue, para que podamos ver renacer a Sudán del Sur”. El funcionario aseguró que “el proceso de mediación liderado por la IGAD es la última gran oportunidad para la paz” en Sudán del Sur.

El conflicto, que podría decirse que es más bien un asunto personal entre Kiir y Machar, comenzó en 2013, cuando el primero acusó al segundo de haber intentado derrocarlo. Los enfrentamientos que hubo posteriormente han dejado cientos de muertos en los últimos seis meses, en un país que se independizó recién en julio de 2011. Debido al largo historial de violaciones de tratados, los negociadores tienen dudas sobre la efectividad del acuerdo, aunque Kiir y Machar se comprometieron a respetarlo.

“Si eso no ocurre, IGAD actuará para imponer la paz”, advirtió Desalegn, sin entregar más detalles.

DZC (AFP, EFE)