1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Gobierno Serbio declara inválidos actos de autoridades kosovares

El gobierno de Serbia decidió declarar inválidos todos los actos que realicen en el futuro las autoridades de la separatista provincia de Kosovo, con vistas a la esperada declaración unilateral de independencia prevista para este domingo, que Belgrado considera "contraria a la ley".

El gobierno convocó también una sesión de urgencia del Parlamento de Belgrado para confirmar esa decisión, informó la agencia de noticias oficial Tanjug. Kosovo es y seguirá siendo una parte "indivisible" de Serbia, dijo el primer ministro serbio, Vojislav Kostunica en declaraciones a la prensa en Belgrado.

Además, el premier tildó el previsto envío de una visión de la Unión Europea a Kosovo de ilegal y contrario al derecho internacional.

La futura misión de la UE pretende ayudar a la construcción de un aparato estatal capaz de funcionar en un futuro Kosovo independiente. Kostunica defendió que sólo el Consejo de Seguridad de la ONU está capacitado para tomar una decisión de ese tipo.

Serbia tomará "las medidas que correspondan" contra cualquier Estado que reconozca la independencia de Kosovo, añadió Kostunica, sin nombrar detalles. Tras la declaración de independencia unilateral que podría ocurrir "cualquier día", Serbia convocará una nueva reunión de urgencia del Consejo de Seguridad.

La ONU debe oponerse al "desacato" de la Carta de la ONU en el caso de la separación de un territorio de un estado miembro, alegó Kostunica.

Mientras tanto, el presidente ruso, Vladimir Putin, volvió a mostrar hoy su oposición a la esperada declaración de independencia de la provincia habitada mayoritariamente por albaneses. "Llevaremos el asunto ante el Consejo de Seguridad de la ONU", aseguró hoy durante su rueda de prensa anual en Moscú.

Rusia, representante de los intereses de Serbia con su poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, se mantiene en su posición de considerar "inmoral e ilegal" cualquier apoyo de una independencia unilateral sin la aprobación de Serbia.

Putin añadió durante su discurso que existen numerosas cuestiones territoriales controvertidas en Europa y considera falsa la postura de que la situación en Kosovo supone un caso especial. "Debería dar vergüenza a los europeos medir constantemente con doble rasero en esta cuestión", añadió, recordando que la mitad de Chipre lleva más de 40 años disfrutando de una independencia de facto.