1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Gobierno desmiente destitución del presidente de Burundi

El Gobierno de Burundi afirmó que fracasó un intento de golpe de Estado, después de que un general del Ejército anunció que el presidente, Pierre Nkurunziza, había sido destituido tras violentas protestas en su contra.

"Ha sido un intento fallido de golpe de Estado", afirmó el Gobierno a través de la cuenta oficial de la Presidencia de Burundi en Twitter, asegurando que "la situación está controlada”.

Previamente, el teniente general Godefroid Niyombare había anunciado que el presidente del país, Pierre Nkurunziza, fue destituido después de más de dos semanas de violentas protestas contra su candidatura para las elecciones de junio, con la que aspira a obtener un tercer mandato pese a que la Constitución lo prohíbe.

El general Godefroid Niyombare, que aseguró hablar en nombre del Ejército, anunció la destitución "por el bien de la nación". El anuncio se produjo mientras Nkurunziza se encuentra en Dar es Salaam, la capital comercial de Tanzania, en una cumbre de la Comunidad de África Oriental que buscaba precisamente una salida a la crisis en Burundi.

Manifestaciones y represión

Desde que se desató la ola de protestas en contra del presidente, un total de 17 manifestantes han fallecido durante los disturbios en el país, según la agencia de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

Mientras, las manifestaciones continuaban en Burundi, especialmente en la capital, Buyumbura, donde esta mañana la Policía ha reprimido las protestas con gases lacrimógenos y disparos.

Militärputsch in Burundi

Manifestación en Bujumbura.

Historia de violencia

Ante la violencia desatada en el país, más de 50.000 burundeses han huido de sus hogares, según las últimas cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Tras su independencia de Bélgica en 1962, Burundi ha sufrido dos genocidios: la masacre de hutus por el Ejército dominado por tutsis en 1972, y el asesinato masivo de tutsis por hutus en 1993. Ahora, son miembros de la oposición y familias tutsis quienes han comenzado a dejar el país, ante las informaciones que apuntan a la distribución de armas entre las milicias de jóvenes progubernamentales.

ER (dpa, efe)

DW recomienda