1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Gobierno de Yemen y rebeldes hutíes firman acuerdo de paz

Horas después de la renuncia del primer ministro, Mohamed Basindawa, y tras semanas de sangrientos enfrentamientos, el Gobierno yemenita y el movimiento rebelde firmaron un acuerdo de paz.

Así lo informó hoy (21.09.2014) la agencia de noticias local Saba. El acuerdo se firmó en la capital Saná entre los representantes de los principales partidos políticos yemeníes y de los rebeldes hutíes, en presencia del presidente Abd Rabbo Mansur Hadi, y bajo la mediación del enviado especial de la ONU para Yemen, Jamal Benomar.

Horas antes, Basindawa había presentado su renuncia debido a los fuertes enfrentamientos entre el grupo chiita y las fuerzas del Gobierno. La renuncia fue rechazada por el presidente, informaron varios medios locales. Durante semanas, los rebeldes exigían la renuncia del primer ministro sunita. A pesar de las negociaciones en curso y un pedido de tregua, los rebeldes chiitas siguieron avanzando este domingo hacia la capital Saná, al tiempo que asaltaron el cuartel general del Ejército y una base militar en el norte de la ciudad.

Rebeldes hutíes en Yemen.

Rebeldes hutíes en Yemen.

En armas desde 2004

Testigos presenciales informaron a la agencia DPA de enfrentamientos cerca del centro de la capital. Por su parte, un destacado miembro de los hutíes, dijo que esos enfrentamientos de los rebeldes contra el Ejército no tenían nada que ver con el acuerdo negociado. Los combates no están dirigidos contra el Gobierno, sino solo contra los "grupos corruptos en el país", dijo un portavoz de los rebeldes.

Los rebeldes chiitas hutíes se levantaron en armas en 2004 para conquistar la independencia para sus regiones tribales en el norte de Yemen. Un alto el fuego alcanzado por un comité presidencial el año pasado fracasó, de lo que las dos partes se acusan mutuamente. A finales de junio, tras intensos combates con el ejército, habían avanzado hasta a diez kilómetros de la capital, Saná. El Gobierno yemení se enfrenta no solo con una rebelión en el norte, sino también con un movimiento secesionista en el sur y con la insurgencia del grupo Al Qaeda en la Península Arábiga, considerado como una de las ramas más peligrosas de esta red terrorista.

MS (dpa/efe)

DW recomienda