1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Gobierno de Turquía atribuye a guerrilla kurda el atentado de Ankara

A través de una nota, el Gobierno turco anunció que Seher Çagla Demir, de 24 años y miembro del PKK, fue la suicida que hizo detonar el coche bomba el pasado domingo. En el atentado murieron 37 personas.

El atentado suicida con coche bomba que el domingo costó la vida a 37 personas en Ankara fue perpetrado por una ciudadana turca llamada Seher Çagla Demir, miembro de la guerrilla kurda del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), aseguró hoy (15.03.2016) el ministerio de Interior de Turquía.

El ministerio informó mediante una nota difundida en su web que Demir, nacida en 1992 en la provincia oriental de Kars, cercana a la frontera con Armenia, pasó a formar parte del PKK en 2013. Posteriormente se trasladó a Siria, donde se entrenó con las Unidades de Protección Popular kurdas (YPG), ideológicamente vinculadas a la guerrilla kurda de Turquía, agrega la nota.

Turquía lleva tiempo pidiendo sin éxito que los países occidentales incluyan a las YPG en la lista de organizaciones terroristas, pero el grupo es uno de los aliados de Estados Unidos en la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico en Siria. El PKK, sin embargo, está prohibido no sólo en Turquía, sino también en la Unión Europea y Estados Unidos.

El Gobierno turco ya acusó el mes pasado a las YPG del atentado cometido entonces en Ankara y que dejó 30 muertos. Sin embargo, en esa ocasión el ataque fue reivindicado por un grupo escindido del PKK, los Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK), que anunció además que habría más atentados.

Interior no hace mención de un posible segundo terrorista suicida que habría acompañado a Demir en el coche bomba que explotó junto a un autobús en Ankara, una posibilidad mencionada el lunes por las autoridades turcas como "probable", pero no confirmada.

Según ha informado el diario Hürriyet, Demir empezó a estudiar hostelería en la ciudad occidental de Balikesir y estaba siendo juzgada por "difundir propaganda del PKK", una acusación habitual contra estudiantes de izquierda. Su padre ha declarado a los medios turcos que llevaba años sin estar en contacto con su hija.

El atentado aún no ha sido reivindicado por nadie y si se confirma que fue ordenado por el PKK, significaría un cambio de paradigma en esta organización, que habitualmente ataca blancos militares o de la policía.

Siguen los bombardeos

En tanto, las fuerzas aéreas turcas volvieron a bombardear hoy posiciones del PKK en el norte de Irak. Según las primeras informaciones, 45 combatientes kurdos habían muerto esta mañana, informó la agencia de noticias estatal turca Anadolu citando fuentes de seguridad.

Además, en los ataques aéreos en las regiones de Qandil y Gara, en el norte de Irak, se destruyeron armas y depósitos de municiones. En Qandil se encuentra el cuartel general del PKK.

Por otro lado, en Diyarbakir, en el sureste de Turquía, un policía y tres supuestos milicianos kurdos murieron en la noche del lunes en enfrentamientos desencadenados después de que el jefe de Estado turco, Recep Tayyip Erdogan, prometiera expandir la definición de "terrorista" en la legislación turca para incluir a quienes manifiestan su apoyo a ciertos actos.

La embajada alemana en Ankara, por su parte, advirtió hoy a sus ciudadanos de la posibilidad inminente de nuevos atentados. "Por favor, diríjanse en la medida de lo posible inmediatamente a casa y esperen el desarrollo de los acontecimientos", afirma un comunicado enviado a los ciudadanos alemanes en la capital turca. Según la embajada germana, hay indicios concretos de posibles atentados, entre otros en centros comerciales.

JC (EFE, dpa)




DW recomienda