Gobierno de Túnez descarta gabinete de tecnócratas | El Mundo | DW | 15.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Gobierno de Túnez descarta gabinete de tecnócratas

La oposición amenazó con más protestas ante el rechazo del Ejecutivo de dar un paso al costado para dejar el mando a un régimen de transición.

La oposición tunecina amenazó con hacer más protestas y subir el tono contra el régimen, luego de que el Ejecutivo rechazara este jueves (15.08.2013) los llamamientos a formar un nuevo gobierno de expertos tecnócratas sin filiación política que puedan guiar al país durante un período de transición preelectoral.

“La exigencia de un gobierno tecnócrata no es adecuada en la situación actual”, dijo el presidente del partido, Rachid Ghannuchi (en la foto), en declaraciones ante periodistas. “Ello obstaculizaría el proceso de transición”. A cambio, ofreció la formación de un gobierno con representantes de todos los sectores políticos, pero dirigido por el actual primer ministro Ali Larayedh, de las filas islamistas.

También rechazó los llamamientos de la oposición a la disolución de la Asamblea Constituyente, dominada por En Nahda, elegida en 2011tras la revolución que derrocó al presidente Zine El Abidine Ben Ali. Los movimientos opositores exigen desde hace semanas el cierre de la Asamblea, y de hecho varios parlamentarios han renunciado a sus puestos para sumarse a las protestas.

El mal ejemplo de Egipto

La Asamblea, cuya misión era elaborar una nueva Constitución en un período de un año, recién terminó un borrador constitucional que aún debe ser revisado y sometido a votación, pero recientemente sólo había completado un borrador que aún debe ser revisado y sometido a votación. La oposición propone que un comité de expertos complete el trabajo de la Carta Magna, de cara a las elecciones previstas en diciembre.

La situación en Túnez es cada vez más crítica: dos políticos opositores han sido asesinados desde comienzos de año y la oposición ha acusado a los islamistas en el poder de compartir la responsabilidad de esas muertes al adoptar una postura laxa con los extremistas religiosos.

Hablando apenas un día después del sangriento desalojo de los islamistas en Egipto, Ghannuchi dijo que ese mal ejemplo debe servir de lección a quienes “sueñan con un (general egipcio) Al Sissi en Túnez” y llamó a la oposición a aceptar las negociaciones. Túnez fue el primer país árabe en derrocar a su presidente autoritario, Zine El Abidine Ben Ali, en una revolución popular en enero de 2011, iniciando la conocida como Primavera Árabe. También fue el primero en celebrar elecciones democráticas.

DZC (dpa, Reuters)