Gobierno de Cataluña insiste en consulta soberanista | Europa al día | DW | 25.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Gobierno de Cataluña insiste en consulta soberanista

La comunidad autonómica "ya no confía en el Estado" español, dijo el jefe del gobierno catalán, Artur Mas. El referendo se celebraría en 2014.

El jefe del gobierno de Cataluña, Artur Mas, insistió en el Parlamento de la región del noreste de España en su intención de celebrar el año que viene un referendo de autodeterminación, que el Ejecutivo de Mariano Rajoy rechaza.

"Cataluña siente afecto por España pero ya no confía en el Estado", manifestó el líder catalán en el inicio del debate de Política General, la cita parlamentaria más importante del año, que se extiende hasta el viernes.

"La consulta debe celebrarse en 2014. Antes de final de año concretaremos la fecha y los marcos legales a utilizar", avanzó Mas.

Su intención, insistió, es acordar la consulta con el Estado "en ausencia de conflicto jurídico".

Cadena humana en favor de la independencia catalana, el pasado 11 de septiembre

Cadena humana en favor de la independencia catalana, el pasado 11 de septiembre

Posibles elecciones plebiscitarias

"Si no hay negociación posible con el Estado, estoy dispuesto a usar todos los instrumentos legales", dijo, y entre ellos incluyó la celebración de unas elecciones que en ese caso convertiría en plebiscitarias, es decir, con la independencia de Cataluña como único punto de los partidos que pretenden la secesión.

El líder de Convergència i Unió (CiU), un partido que hasta entonces se había movido con pragmatismo en la búsqueda de una mayor autonomía de Cataluña, se embarcó hace un año en un desafío al Estado español.

Hoy aseguró que mantiene la hoja de ruta que pactó con los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), con cuyo apoyo parlamentario gobierna desde las elecciones autonómicas anticipadas que convocó en noviembre pasado.

Cientos de miles de personas -1,6 millones según el gobierno regional catalán, 400.000 según el español- formaron el 11 de septiembre una cadena humana bajo el lema "Vía catalana hacia la independencia", que en una demostración de fuerza recorrió 400 kilómetros pidiendo la secesión y la consulta de autodeterminación el próximo año.

EL(dpa, EFE)

DW recomienda