1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Gobierno británico restringe el derecho a huelga

El Gobierno conservador del primer ministro británico, David Cameron, anunció medidas que harán más difícil la organización de huelgas en el Reino Unido, al aumentar el porcentaje necesario de apoyo, penalizar los piquetes y permitir la contratación temporal de personal de agencia.

El proyecto de Ley sobre los sindicatos, que empieza a tramitarse hoy en la Cámara de los Comunes, exige que una huelga solo pueda celebrarse si participan en la votación al menos el 50 % de los afiliados al sindicato que la convoca. Además, en los servicios públicos claves, como sanidad, educación, bomberos, transporte, seguridad de fronteras y energía, para que la huelga salga adelante se requerirá el apoyo de al menos un 40 % del total de afiliados.

En la mayor reforma de los derechos sindicales desde la época de la primera ministra conservadora Margaret Thatcher, este nuevo texto demanda a los sindicatos informar de la huelga a la dirección con 14 días de antelación, y autoriza a esta a contratar a personal de agencia para cubrir a los huelguistas.

También prevé prohibir los piquetes de más de seis personas para evitar "la intimidación" de los trabajadores que decidan ir a trabajar, de forma que por encima de ese número podrán ser detenidos los integrantes de esos grupos.

En lo que los sindicatos y la oposición han tildado de maniobra política, el proyecto gubernamental dispone que los sindicalistas deberán elegir expresamente si desean donar parte de su cuota al Partido Laborista. Actualmente esto se hace de forma automática -aunque los miembros pueden negarse-, al ser los sindicatos británicos los fundadores del Partido Laborista a principios del siglo XX y su principal fuente de financiación (efe).