1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Gobierno alemán busca "padrinos" para refugiados

La ministra alemana de Familia, Manuela Schwesig, quiere apoyar la integración de los refugiados en famlias alemanas a través de un programa dotado con 10 millones de euros.

Manuela Schwesig, ministra alemana de Familia.

Manuela Schwesig, ministra alemana de Familia.

El Ministerio de la Familia busca padrinos, hogares de acogida y tutores para niños y familias de refugiados en Alemania, a donde llegaron el año pasado cerca de 1,1 millones de solicitantes de asilo, de los cuales alrededor de 59.000 eran menores no acompañados.

La titular de ese Ministerio, la socialdemócrata Manuela Schwesig, presentó este martes (19.1.2016) el programa "Gente apoyando a gente", dotado con diez millones de euros y destinado a formar y acompañar a los voluntarios y respaldar a las organizaciones con programas de apadrinamiento en marcha.

Se buscan 25.000 nuevos padrinos

"Queremos apoyar a las familias, mujeres, hombres y niños que han huido a integrarse en nuestra sociedad y construirse aquí un nuevo futuro", manifestó Schwesig. El objetivo del Ministerio es encontrar este año 25.000 nuevos padrinos capaces de crear lazos estables con menores refugiados, pero también con familias completas de solicitantes de asilo.

La ministra recordó que la integración exige algo más que seguir un curso de alemán y subrayó los beneficios de los programas tanto para el refugiado como para el ciudadano que decide dedicar unas horas a acompañar al extranjero en su nuevo país.

Objetivo: "vínculo estable" con refugiados

Los padrinos, según el programa, deben estar dispuestos a mantener un vínculo estable con un refugiados o con una familia para ayudarles en su vida diaria, en los trámites administrativos, la búsqueda de vivienda o el aprendizaje del idioma, aunque no hay reglas fijas y cada "tándem" elige su modo de relación.

El segundo pilar del programa son las "familias de acogida", pensadas de forma específica para que los menores no acompañados puedan dar los primeros pasos en Alemania en el marco de un hogar y no se vean obligados a vivir en una institución pública.

En ese caso los tutores legales del niños siguen siendo los servicios sociales, pero el Ministerio recuerda en su programa la posibilidad de convertirse en tutor de un menor refugiado, lo que exige una resolución de los juzgados de familia.

La legislación, se destaca en el proyecto, prioriza la "tutoría individual", pero en la práctica son los servicios de atención a la infancia los que actúan como representantes legales de los menores y pueden ser tutores de hasta cincuenta niños de forma simultánea.

CP (efe, afp, dpa)

DW recomienda