1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Gobernador de Missouri envía a la Guardia Nacional a Ferguson

Nuevos disturbios obligaron a la autoridad a adoptar la medida. Presidente Barack Obama envió al fiscal general a la zona.

Las repercusiones por la muerte, a manos de un policía, de un joven negro de 18 en la localidad de Ferguson, Missouri, siguen afectando a Estados Unidos a nivel nacional. Este lunes (18.08.2014), el gobernador Jay Nixon ordenó el despliegue de la Guardia Nacional en el lugar, y levantó el toque de queda que imperó durante dos noches en un intento por detener las protestas generadas por el deceso de Michael Brown.

“Con estos recursos adicionales desplegados, la Policía del Estado de Missouri y la policía local continuarán respondiendo adecuadamente a las violaciones de la ley e incidentes de violencia, protegiendo los derechos civiles de todos los ciudadanos pacíficos, para permitir que sus reclamos sean escuchados”, dijo Nixon. La ciudadanía exige justicia, luego de que se conociera que el muchacho, que estaba desarmado, recibió seis disparos cuando se entregaba a un agente.

Los soldados de la Guardia Nacional deben ayudar a la policía “a restablecer la tranquilidad y el orden”, aunque sin actuar directamente contra la ciudadanía. En las últimas jornadas la rutina de manifestaciones pacíficas en el día y disturbios violentos en la noche se ha repetido. La policía utilizó la madrugada de este lunes balas de goma y bombas lacrimógenas para dispersar a quienes insistían en provocar desórdenes.

Obama envía a Fiscal General

En un alto de sus vacaciones, el presidente Barack Obama se refirió a la situación de Ferguson en Washington, señalando que había tomado la decisión de enviar a la localidad al fiscal general Eric Holder, quien arribará a la zona el miércoles 20 de agosto. “Si bien entiendo las pasiones y la ira, ceder ante esa ira saqueando, portando armas e incluso atacando a la policía sólo sirve para generar tensiones y provocar caos. Mina la justicia más que hacerla avanzar”, indicó en la Casa Blanca.

Asimismo, afirmó que “no hay disculpa para la violencia desproporcionada de la policía”. La situación en la pequeña localidad ha escalado tanto que incluso el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, llamó a las autoridades “a asegurar que los derechos de reunirse pacíficamente y la libertad de expresión estén protegidos” y pidió a las fuerzas de seguridad a atenerse “a los estándares internacionales” a la hora de enfrentarse con manifestantes.

DZC (dpa, Reuters, EFE, AFP)

DW recomienda