1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Giacomo Puccini: sentimientos femeninos hechos música

Al final del Año de Puccini, a 150 años de su nacimiento, parece pertinente hacer un balance de las actividades que han honrado al compositor de quizás las óperas con más sentimiento femenino que hayan sido escritas.

default

"Madame Butterfly", de Giacomo Puccini. Puesta en escena en la Ópera de Dresde.

La estatua de bronce del compositor, bohemio, apasionado cazador y donjuán es visita obligada en el este pueblito italiano de Lucca. Giacomo Puccini parece observar a los seguidores de su música desde la pequeña Piazza della Cittadella de la ciudad toscana.

Probablemente en todos los países del mundo hay amantes de la música de Puccini, unos más fervientes que otros. Su popularidad sigue siendo enorme. Miles y miles de amantes de las óperas del maestro de Lucca siguen las huellas del artista, autor de algunas de las óperas más hermosas de la historia musical.

Fue en Lucca donde nació Puccini, un 22 de diciembre hace 150 años y fue aquí donde se hizo inmortal con obras como “La Bohème”, “Tosca” y “Madame Butterfly”. Muy pocos pueden superarlo, en Italia sólo Giuseppe Verdi.

Libretos perfectos, lírica, psicología y exótismo

Tan sonoras como su nombre son las melodías famosas en todo el mundo de Giacomo Puccini (1858-1924). Con sus composiciones profundizó en los sentimientos femeninos sin preocuparse por la actualidad o el estilismo de su época.

Exigía libretos perfectos para sus óperas líricas,

Giacomo Puccini

El compositor Giacomo Puccini (1858-1924). Aquí durante su visita a Oberammergau, Alemania, el 29 de sept. de 1922.

psicológicas y llenas de atmósferas exóticas. Del resto se ocupaba él, que procedía de una familia de músicos con gran tradición y que supo aprovecharla al máximo. Y el encargado de estrenarlas, ya sea en la Scala de Milán o en el Met de Nueva York, fue siempre el director Arturo Toscanini.

No sorprende por tanto que 2008 haya sido el Año Puccini, con puestas en escena, conciertos, exposiciones y una maratón en su honor en Viareggio, ciudad cercana a Lucca. La Scala , el teatro de ópera de Milano, inició el año en marzo con "El Tríptico", tres óperas de un acto que van de la tragedia a lo elegíaco y la comedia.

Música, amoríos e ¿hijo ilegítimo?

La televisión italiana RAI emitió a su vez la serie “Puccini” tras su estreno en el Carnegie Hall de Nueva York. Este 22 de diciembre se producirá la coronación final en el Teatro Giglio de Lucca, con la presencia de la London Royal Philharmonic Orchestra. Causó furor además este año la película de Paolo Benvenuti sobre el músico, cuyo guión se basó en un amorío desconocido del incorregible compositor, del que al parecer nació un hijo ilegítimo.

La película “La fanciulla del lago”, La joven del Lago, en alusión a la obra de Puccini "La chica del Oeste”, trató el tema de sus partituras, pero también las aventuras que Puccini tuvo a espaldas de su mujer, Elvira, quien se cree empujó al suicidio a la empleada Dora Manfredi – de quien se comprobó que era virgen- a causa de sus celos, mientras el músico estaba en realidad en brazos de una prima de Dora.

Apasionado de la caza de venados…y mujeres

La pasión por la caza, las mujeres y los coches nunca interrumpió su trabajo como compositor. Puccini estudió en el conservatorio de Milán y cuando terminó su formación en 1883 escribió “Le Villi”, su primera ópera. Junto con su obra posterior “Edgar” puso las bases para el enorme éxito que le siguió, “Manon Lescaut”, en 1893. "Escribe sólo para el teatro" fue su lema, y por eso las pocas obras sinfónicas son secundarias en su universo.

Salzburger Festspiele

Gabriele Schnaut, como Turandot y Johan Botha como Kalaf en el Festival de Salzburgo.

“Turandot”, la historia de una cruel princesa china, quedó inconclusa, porque el compositor murió de cáncer, probablemente provocado por su adicción al tabaco, el 29 de noviembre de 1924 en Bruselas.

Puccini se hizo millonario y muy famoso ya en vida. Y, a pesar de haber sido un donjuán, le gustaba estar en su hogar, en el noroeste de la Toscana. Como cazador prefería su casa de Torre del Lago, en la orilla occidental del lago Massaciuccoli, mientras que como donjuán aprovechaba los entonces mundanos baños termales Bagni di Lucca, en las colinas con olivos y viñedos de su ciudad natal. Los últimos años de su vida los pasó junto al mar, en Viareggio.

Siempre tenía que haber un piano con él, y cuando tocaba su mujer sabía que estaba trabajando y no haciendo ninguna tontería".

DW recomienda