1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ghana: campaña contra la emigración ilegal

Muchos jóvenes ghaneses quieren emigrar a Europa. Con frecuencia, el viaje tiene un desenlace fatal. Algunos de aquellos que retornaron a su país intentan disuadir a otros jóvenes de emprender la riesgosa aventura.

“Casi logré llegar a España”, cuenta Earnest Lawey en un video dirigido a disuadir a jóvenes ghaneses de seguir sus pasos. Ya había iniciado la travesía cuando su embarcación fue avistada por la guardia costera y llevada de regreso a la costa libia. “Estuve agradecido, ellos nos dieron comida; incluso rezamos para que nos llevaran de vuelta”, relata.

Falta de perspectivas

Pese a que Ghana es uno de los países más estables de África y puede exhibir una economía sólida y cambios pacíficos de gobierno, muchos de sus ciudadanos quieren emigrar. Según P.P.D. Asima, un funcionario de alto rango del Departamento de Migración de Ghana, los jóvenes abandonan el país debido a la falta de perspectivas económicas. En Europa, los países de destino más apreciados por los ghaneses son Gran Bretaña (con cerca de 97.000 inmigrantes), Italia (con aproximadamente 50.000) y Alemania (con unos 34.000).

“En mis tiempos de escolar estaba fascinado con la idea de ir al extranjero”, cuenta Eric Opoku Ware, de 35 años. Solicitó una visa pero, tras varios intentos fallidos, optó en 2000 por la vía de emigración ilegal. Hoy piensa que fue un error: “El viaje es muy peligroso. En realidad quería dar marcha atrás, pero había tomado una decisión”. En su camino a través del Sahara no tenía qué comer. Incluso era muy difícil conseguir agua. “Bebíamos nuestra propia orina; necesitábamos líquido”, cuenta. El relato de Earnest Lawey es similar.

Eric Opoku Ware explica la campaña.

Eric Opoku Ware explica la campaña.

Un video disuasivo

Ambos regresaron a Ghana y comenzaron una nueva vida. Ahora intentan disuadir a otros jóvenes ghaneses de cometer el error de emigrar. Junto con otros retornados, realizaron en cooperación con el Departamento de Migración ghanés el video “El riesgo peligroso”, que se ha exhibido en múltiples lugares del país. En él se cuenta la historia de jóvenes que, como Earnest, caen en manos de traficantes de seres humanos, guardias costeros o bandas. El reportaje apunta a mostrar que no vale la pena emigrar ilegalmente.

John Kwakye, del Instituto de Asuntos Económicos de la capital ghanesa, Accra, acusa al Gobierno de hacer demasiado poco por evitar que la gente opte por la emigración ilegal. La ministra de Relaciones Exteriores del país, Hanna Tetteh, replica que las autoridades hacen todo lo que pueden, entregan información y advierten de los peligros.

A juicio de Eric, eso no es suficiente. “Para mí, la migración ilegal es tan mortífera como la malaria, los accidentes de tránsito o el ébola”, afirma. Por eso, el tema debe colocarse a su juicio en lo alto de la agenda. “La gente no sabe en lo que se mete”, advierte. La campaña fílmica no logra, sin embargo, convencer a todos.

DW recomienda