1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Germanwings: ¿Cuánto vale en Alemania una vida humana?

Tras la pérdida de sus seres queridos, vinieron los problemas económicos. Y la indemnización de la aerolínea ha sido mínima. DW habló con Roland Krause, el abogado de 81 familias.

Recordatorio a las víctimas del vuelo Germanwings 4U 9525 en Haltern, Alemania

Recordatorio a las víctimas del vuelo Germanwings 4U 9525 en Haltern, Alemania

Deutsche Welle: Hace dos años que el copiloto Andreas Lubitz estrelló contra los Alpes el avión de Germanwings. ¿Cómo le ha ido a los deudos que usted representa?

Roland Krause: Después del duro choque emocional, tras conocerse las razones el siniestro, han digerido la noticia, pero no han aceptado la pérdida de sus hijos, padres o familiares. Pero lo que luego vino ha sido otra odisea: los familiares han tenido que llevar discusiones indecibles desde sobre la conveniencia del pago a tratamientos psicológicos hasta sobre cuánto puede valer una lápida.

 

Lea también:

Dos años de la tragedia de Germanwings

Cierran investigación del accidente aéreo de Germanwings

Alemán demanda a Lufthansa por accidente de Germanwings

 

Usted representa a varios clientes españoles. ¿Hay grandes diferencias?

El monto de las indemnizaciones varía enormemente. Mientras en España la pérdida de la persona que sostenía a una familia alcanza los cinco dígitos para cada doliente, en Alemania por la pérdida de un familiar la reparación financiera es de apenas unos pocos miles de euros. Por la pérdida de un padre o madre que mantenía a su familia, y que no fuera mayor de 40 años de edad, solo se pagan dos años de pensión. En España, tras el accidente de Spanair, hace diez años en Madrid, el Parlamento mejoró considerablemente la legislación para que los familiares de las víctimas sean mejor indemnizados.

¿Qué desearía que sucediera en Alemania?

En primer lugar, los familiares quieren saber exactamente qué sucedió. Y en segundo, quieren evitar que otras familias tengan que luchar hasta por el último centavo, como les ha tocado a ellos. Esto ha sido indigno. Quisiéramos que también en Alemania, en caso de un accidente aéreo, las familias de los fallecidos sean indemnizadas con 250.000 euros, por ejemplo, dentro de los tres primeros meses y sin que las causas del accidente tengan que haber sido ya esclarecidas.

La fiscalía de Düsseldorf concluyó en enero de 2017 que el único responsable del accidente fue el copiloto Andreas Lubitz. Dicha fiscalía también investigó, a pedido suyo, el establecimiento de una corresponsabilidad de Lufthansa, los médicos, colegas o la familia de Lubitz. ¿Satisfecho?

No. Por el contrario, fue una decepción. La fiscalía dijo que si el sistema de control de seguridad aérea falló, la culpa no puede ser individual porque muchas personas fueron partícipes del resultado, como los médicos, la pareja o los padres. Por eso es tan doloroso para las familias de las víctimas que justo el padre del copiloto salga a decir hoy (24 de marzo de 2017), justo a la hora en que ocurrió el accidente, que su hijo no fue el responsable. Nuestra esperanza es que los jueces franceses sigan investigando y logren el total esclarecimiento de esta tragedia. 

Andrea Grunau (JOV/DZC)

DW recomienda