1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Gallo aportó pero no descubrió virus del Sida, dice Instituto Max-Planck

El virólogo estadounidense Robert Gallo fue mencionado más de una vez como uno de los descubridores del virus que causa el sida, el HIV, aunque hoy fueron distinguidos con el premio Nobel de Medicina sus colegas franceses Luc Montagnier y Françoise Barré-Sinoussi. "¿Qué pasó con Gallo?", se pregunta ahora más de uno.

En el marco de la búsqueda afiebrada del agente patógeno de la inmunodeficiencia humana descrita por primera vez en 1981, Montagnier, del Instituto Pasteur en París, logró aislar un virus que llamó LAV. Con fines investigativos, envió una prueba del mismo a su colega Gallo de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés). Fue Gallo quien en 1984 ocupó los titulares en todo el mundo: los NIH dieron a conocer que el científico había descubierto el virus del sida (llamado en ese entonces HTLV-III). Incluso logró desarrollar un análisis de sangre para los pacientes. El carismático y locuaz Gallo fue celebrado por colegas y medios, hasta que se comprobó que el HTLV-III y el LAV eran idénticos.

Desde entonces, grupos de expertos e historiadores de la medicina le preguntan: ¿las pruebas de Gallo se "contagiaron" sin querer con LAV o el investigador estadounidense robó para quedarse con todos los laureles? Recién en 1994 se cerró una especie de "acuerdo de paz científico". Le concedió a las dos partes los mismos ingresos por la patente de la prueba del sida. El consenso fue resumido por Harold Varmus, director, en ese entonces, de los NIH, de esta forma: "Los investigadores de los NIH usaron un virus que les había sido otorgado por el Instituto Pasteur para desarrollar una prueba para el sida estadounidense". En vistas al premio concedido ahora sólo a Francia, Joachim Denner, del Instituto Robert Koch en Berlín, dijo: "Para todos los que lo recibieron (el Nobel) es un premio merecido. Sin embargo, hubiera sido más diplomático incluir a Gallo". Agregó que Gallo trabajó muchos años de forma intensiva en el tema. Los franceses, en cambio, lo hicieron en menor medida.

La investigadora en HIV del Instituto Max Planck de genética molecular Karin Mölling opina parecido: "Gallo aportó mucho a la investigación del virus, pero el descubrimiento fue claramente de Montagnier y Barré-Sinoussi". Agencias