1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Galileo comienza a operar

Hoy comienza a ofrecer sus servicios el prestigioso proyecto europeo Galileo, el sistema de navegación por satélite, con 18 de los 30 satélites planeados.

Además de ofrecer servicios de libre acceso, como el posicionamiento y la navegación, Galileo facilita el salvamento en mar y las montañas y transmite señales del sistema automático de emergencias para vehículos ("ecall”). Galileo también ofrece un servicio codificado a las autoridades gubernamentales para situaciones de emergencia, como, por ejemplo, en caso de un atentado terrorista.

La Unión Europea ha dado así un paso adelante en su objetivo de desarrollar un sistema civil de navegación por satélite. Por fin, este sistema ofrecerá a usuarios privados y comerciales datos muchos más precisos que el sistema estadounidense GPS.

El cohete Ariane 5 ES despegó el pasado 16 de noviembre desde el centro espacial de Kourou, en la Guayana Francesa, cargado con cuatro satélites y con un peso de 738 kilos cada uno. Tras cinco horas, todos los satélites estaban colocados en órbita. Ahora ya están configurados y operativos.

El cohete Ariane 5 en la Guayana Francesa.

El cohete Ariane 5 en posición de despegue en la Guayana Francesa.

El cohete bate dos récords

Galileo batió dos récords para el lanzador, el caballo de batalla de la Agencia Espacial Europea (ESA). Hasta ahora ningún cohete Ariane ha transportado y posicionado a tantos satélites y tan pesados al mismo tiempo en órbita. Además es el despegue número 75 de un Ariane 5. De esta manera, supera el récord del modelo antecesor, Ariane 4, que despegó sin problemas 74 veces.

Galileo en su configuración final estará totalmente operativo con 30 satélites y alcanzará una precisión de alrededor de cuatro metros. Hasta finales de 2018, contará con 24 satélites. Con el sistema estadounidense, GPS, por el contrario, el usuario privado tiene variaciones de hasta 15 metros.

La gran precisión de Galileo fue también uno de los motivos por los que el Ministerio de Defensa de Estados Unidos al principio lo rechazaba. El temor radicaba en que los adversarios de la OTAN u otros aliados podrían utilizarlo con fines militares. Entretanto, los ingenieros han solucionado ese problema. Encontraron una solución técnica que permite al Ejército alterar las señales civiles del GPS en una situación de crisis y en un cierto ámbito. Las señales reservadas al Ejército, sin embargo, no sufrirían cambios.

Galileo puede incluso hacer más cosas. Este sistema está acoplado al sistema de satélite de emergencia del sistema COSPAS-SARSAT, un sistema internacional de búsqueda y rescate, para ubicar barcos en peligro de zozobra de manera muy precisa.

Salvamento de mar más preciso con Galileo.

El servicio de salvamento de mar puede ser más preciso con Galileo.

No es solo un proyecto europeo

Además de los estados miembros de la ESA, en el proyecto han participado otros países, como India, Israel, Marruecos, Arabia Saudí, Corea del Sur y Ucrania. Y aunque China trabaja en su propio sistema de navegación por satélite, "Bei Dou”, el país también participó a través de un centro universitario de entrenamiento. Se trata sobre todo del desarrollo de nuevos conceptos de uso para usuarios finales y compañías y, por lo tanto, para productos comerciales.

Rusia, que también cuenta con su sistema propio llamado Glonass, también colabora indirectamente. Hasta ahora, los catorces satélites se lanzaron con cohetes Sojus, de fabricación rusa. Teniendo en cuenta la configuración y la programación de cada una de las aplicaciones en la Tierra, los sistemas en competencia pueden ser compatibles y complementarse.

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema