1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

G7 en Lübeck: deliberaciones sobre Rusia, Irán, Siria y Yemen

Culminaron dos días de intensos debates. Los ministros de Exteriores de los siete países más industrializados ya abandonaron la ciudad norteña. Resultados: tres declaraciones y montañas de papel.

Steinmeier en Lübeck.

Steinmeier en Lübeck.

Los ministros del Exterior de los siete principales países industrializados (G7) condicionaron este 15 de abril de 2015 el levantamiento de las sanciones a Rusia al cumplimiento de los acuerdos de paz para Ucrania y llamaron a Irán a cumplir con los compromisos del acuerdo preliminar sobre su programa nuclear.

Los jefes de la diplomacia de Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Japón y la UE se pronunciaron sobre los principales conflictos mundiales al término de una reunión de dos días de cara a la cumbre de jefes de Estado y de gobierno el 7 y 8 de junio bajo la presidencia rotativa alemana. "El tiempo en la política internacional es bastante tormentoso", dijo el anfitrión del encuentro en rueda de prensa, el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier. "El conflicto en el este de Ucrania está a solo dos horas de aquí".

"Reiteramos nuestra condena a la anexión ilegal de Crimea”

Dos días después de un encuentro en Berlín para frenar una nueva escalada en el este de Ucrania, el G7 apeló a las partes a cumplir el cese del fuego y la retirada de armas pesadas y particularmente a Rusia a hacer uso de "su considerable influencia sobre los separatistas para que respeten plenamente sus compromisos", cita dpa.

Las potencias se reunieron sin la presencia de Rusia, excluida del antes llamado Grupo de los Ocho en marzo de 2014 por la anexión de la península de Crimea. "Reiteramos nuestra condena a la anexión ilegal de Crimea hace más de un año en violación del derecho internacional y reafirmamos nuestra política de no reconocimiento y de sanciones contra los involucrados".

Al mismo tiempo, resaltaron la "importancia de mantener el diálogo con Rusia", especialmente para conseguir una solución pacífica en Ucrania. "No hay interés de aislar a Rusia ni de mi parte ni de nadie más. Nos gustaría que estuvieran dadas las condiciones para que Rusia volviese al G8, pero el camino pasa por el cumplimiento de los acuerdos de Minsk y de las compromisos que asumió Rusia", expresó Steinmeier.

Irán y el conflicto en Yemen

Irán fue el otro tema de peso que ocupó las deliberaciones. Los ministros saludaron el acuerdo firmado el 2 de abril en Lausana, que servirá de base para un convenio definitivo. "Este acuerdo (definitivo) incluiría el levantamiento de sanciones por parte de Estados Unidos, la Unión Europea y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", destacan con inusual claridad, pese a las resistencias que enfrenta aún Obama en su país.

El Grupo de los Siete en Lübeck

El Grupo de los Siete en Lübeck.

"Nuestra esperanza es que tras 12 años de negociaciones con Irán se llegue a un fin y que eso lleve a la solución de otros conflictos", expresó Steinmeier. En la resolución, el G7 instó a Teherán a contribuir a una solución política en Siria, respaldar el proceso de reconciliación en Irak y facilitar el diálogo entre las autoridades y los rebeldes hutíes en Yemen.

Respecto de Yemen, los ministros expresaron su respaldo al presidente Abed Rabbo Mansur Hadi y subrayaron que sólo a través de la formación de un gobierno de unidad nacional bajo Hadi se podrá evitar el colapso. "Nadie tiene en mente una solución militar del problema de Yemen", aseguró Steinmeier.

“Assad aún tiene armas químicas”

La declaración incluye además una "fuerte" condena al régimen del sirio Bashar el Assad y la preocupación por el hecho de que "Siria no ha declarado ni destruido por completo su programa de armas químicas". "Especialmente el conflicto en Siria dura demasiado tiempo, en el quinto año, pero no tenemos más alternativa que seguir buscando soluciones", lamentó el ministro germano.

Los jefes diplomáticos emitieron además sendas resoluciones para mejorar la ayuda internacional en la lucha contra el ébola y para combatir la piratería que amenaza en creciente medida el comercio marítimo internacional.