1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

G7: el futuro en manos del petróleo

Los ministros de economía del G-7 reunidos en Washington en el marco de la Asamblea de Primavera del FMI y el BM prevén que el precio del petróleo alcance niveles impensables hasta hace poco.

default

En Washington manifestantes exigen la condonación de la deuda.

Los ministros de economía del G-7 integrado por Estados Unidos, Canadá, Italia, Francia, Alemania, Japón y el Reino Unido concuerdan al indicar que el incremento del precio del petróleo no es parte de un ciclo de fluctuación, sino el inicio de una tendencia alcista.

El crecimiento del consumo en China e India y la incapacidad de incrementar la oferta al mismo paso, harán que los precios del crudo alcancen cifras no imaginadas hasta hace un par de años. Según cálculos del Fondo Monetario Internacional (FMI), los precios del barril rondarán entre los 67 y los 96 dólares hacia el 2030 en términos nominales.

Los altos precios del petróleo dificultarán el crecimiento económico y la expansión mundial, por lo que el G7 discute mecanismos para aumentar la oferta de la energía a mediano plazo, así como incrementar la eficiencia en el consumo. También busca formas de incrementar la transparencia en el flujo de información en los mercados petroleros con el fin de frenar la especulación.

Nos vemos en Escocia

Otro de los temas que ocupó a los ministros de las naciones más poderosas del mundo, fue la condonación de deuda de los países más pobres. No se lograron acuerdos concretos. La delegación alemana indicó que habrá que esperar a la Cumbre del G8 en julio próximo en Escocia.

A principios de febrero pasado el G 7 planteó la posibilidad de condonar al 100 por ciento las deudas multilaterales y bilaterales de las naciones más pobres, pero desde entonces no se han registrado avances.

Sin novedades en el frente

Existen diversas propuestas. Estados Unidos demanda que el FMI y el Banco Mundial (BM) anulen simplemente lo que los países más pobres les adeudan.

Gran Bretaña propone la venta de una parte del oro que posee el FMI para condonar 11.000 millones de dólares que le deben a este organismo, mientras que el resto sería cubierto por aportaciones de las naciones más ricas. Estados Unidos se opone a esta propuesta, que tampoco cuenta con el apoyo de Alemania.

Otra de las propuestas presentadas es la alemana de aplicar un impuesto al tráfico aéreo internacional. Según explicó el ministro de Finanzas alemán, Hans Eichel, en Washington, se podría aplicar sin mayor problema un impuesto al queroseno con un plazo de anticipación de 6 meses.

El ministerio de Finanzas alemán estima que con esta medida se podrían recaudar entre 6.000 y 8.000 millones de dólares anualmente. Los ministros de Economía europeos discutirán esta propuesta nuevamente en el mes de mayo.

DW recomienda