1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Günter Grass en América Latina: el poder de un legado

Junto a los hermanos Grimm, Thomas Mann y Herman Hesse, Günter Grass es uno de los narradores alemanes que más influyeron en el desarrollo de la literatura latinoamericana.

Günter Grass en la casa Willy-Brandt, en Berlín, sede del Partido Socialdemócrata alemán.

Günter Grass en la casa "Willy-Brandt", en Berlín, sede del Partido Socialdemócrata alemán.

Varias generaciones de escritores se vieron influenciados por sus libros El tambor de hojalata (1959), El gato y el ratón (1961), Años de perro (1963), El rodaballo (1977) y, más recientemente, La ratesa (1986).

Algunos estudios centran su influencia, especialmente en las literaturas argentina, mexicana, colombiana y cubana, por el exquisito trabajo que Grass hacía con el lenguaje y por la complejidad psicológica de sus personajes, que los convertían en seres universales a pesar de sus fuertes raíces en la cultura y la idiosincrasia alemana. El impacto, por ejemplo, de la novela El tambor de la hojalata fue realmente descomunal.

El más universal de los escritores cubanos, Alejo Carpentier, diría que se trataba “de un concierto donde psiquis, trauma y violencia se conjugan en un juego literario desdoblado en vida narrada, en una de las más prodigiosas entregas literarias de la literatura alemana de estos años”. El mexicano Carlos Fuentes se referiría a ella como “la conversión de lo absurdo en ley de supervivencia y de crecimiento y desgarre espiritual”. El argentino Julio Cortázar destacaría “la perfeccionista musicalidad del desgarramiento vital que logra trasmitir Grass a través de ese singular personaje”. Y el colombiano Gabriel García Márquez alabaría “la mítica y a la vez destructiva mirada desde la singularidad alemana de ese horror que fue el nazismo”.

Para confirmar la presencia del legado literario de Günter Grass en la literatura latinoamericana actual, DW contactó a algunos de los nombres imprescindibles de las letras en América Latina:

Elmer Mendoza, México

“Leer a Grass por primera vez, El Tambor de Hojalata, fue como aterrizar en otra vida. Recuerdo el fuego, el lenguaje, las atmósferas, el filo del absurdo y tantos rostros y cuerpos que habitaban pequeños departamentos como se habita el mundo. Fue un descubrimiento. Después fue escuchar muchas veces a ese señor de bigote conversar y sentir que cada palabra era como un trago de cerveza, o peor, una llave al misterio insoluble que es uno mismo”.

Elmer Mendoza, escritor mexicano. Es uno de los más renombrados autores de la actual novela en México. Su libro más reciente es El misterio de la orquídea calavera (novela, 2014)

Mayra Santos Febres, Puerto Rico

“La primera vez que vi en cine y luego leí El tambor de hojalata quedé asombrada de encontrar tantas similitudes entre una sensibilidad tan distante como la que puede tener un escritor de la postguerra alemana con la sensibilidad latinoamericana. Günther Grass me abrió la puerta a mí y a tantos otros latinoamericanos para la lectura de autores alemanes contemporáneos; no de los clásicos, esos señores endiosados del siglo XIX. Gunther Grass era ferozmente actual. En cada una de sus inmensas novelas, presentaba la imaginación desbordada de quien intenta dar una explicación de un mundo de guerras, batallas de poder que vuelven incomprensible y fantástico en pequeño mundo de las batallas cotidianas de la supervivencia. Sus ensayos (Mi siglo) acerca de la historia del Siglo XX, sus contradicciones políticas como joven alemán que muta sus idiosincrasias hasta desarrollar una conciencia militante en contra de la guerra y del nazismo, sus orígenes humildes, su formación como escultor, diseñador gráfico, dramaturgo y poeta, han humanizado el rostro de la Alemania actual y la manera en que la asimilamos desde este lado del Atlántico. Un gran pensador y un gran creador, épico en la manera en que nos regaló una cosmovisión que era a la vez profundamente alemana y universal, humana y política. Günther Grass es un ancestro de todos los que amamos la lectura y la literatura en todas partes del mundo.

Que descanse en paz. Ha hecho un gran trabajo.

Mayra Santos Febres, escritora puertorriqueña. Es una de las narradoras más renombradas en la actual literatura caribeña y latinoamericana. Su libro más reciente es Tratado de medicina natural para hombres melancólicos (Reflexiones, 2011).

Luis Fayad, Colombia

“Yo era muy joven, apenas si empezaba a escribir, cuando los libros de Günter Grass empezaron a divulgarse en el idioma castellano. Eran sus primeros libros y recuerdo los comentarios del grupo de amigos que aspirábamos a ser escritores. El gato y el ratón nos mostró una nueva manera de narrar los años de adolescente de los personajes. Los libraba de análisis psicológicos y confrontaciones familiares para ofrecerle al lector una novela de escenas ágiles, arriesgadas, innovadoras al tratar las relaciones cotidianas de la amistad, del poder, del despertar de las pasiones sexuales y de su empleo para satisfacer la vanidad. El tambor de hojalata nos reveló a un escritor que le daba una vuelta al naturalismo sin renunciar a él y que nos enseñó que la literatura supera las clasificaciones cuando la fantasía es la que la conduce. Años de perro nos convenció de que la política puede entrar en las obras de creación y de que lo principal es darles una forma artística. Después recibimos sus otros libros que hicieron de él un gran escritor.

Günter Grass es contemporáneo de los años en que la literatura latinoamericana salió de sus fronteras y ocupó un espacio en la literatura universal. En esos años se creía que la narrativa europea no ofrecía nada nuevo, que no hacía progresar su tradición y que había entrado en falsas propuestas. Puede ser que haya pocos ejemplos para contradecir ese argumento, muy pocos, es cierto, pero Günter Grass es uno de ellos y su obra tiene una fuerza que no hacen falta muchos más.

Luis Fayad, escritor colombiano. Es considerado uno de los clásicos vivos de las letras colombianas. Su libro más reciente es Cuentos reunidos (cuentos, 2008)

José Luis Muñoz, España

“Los escritores mueren pero sus libros les sobreviven. Gunter Grass, el premio Nobel y Príncipe de Asturias alemán abandonaba este mundo hoy 13 de abril. El autor de El tambor de hojalata, su novela más celebrada, quizá por la versión cinematográfica que de ella hizo Volker Schlöndorf, premiada con el Óscar a la mejor película extranjera, seguidas de El gato y el ratón y Años de perro, una trilogía implacable sobre el pasado inmediato de Alemania, fue un artista inquieto que indagó en todos los campos literarios (novela, poesía, teatro y ensayo), experimentó en otras artes (era un aceptable pintor y dibujante) y se convirtió, con el paso de los años, en un polemista controvertido y hasta incómodo. De su hacer literario destaco esa especie de adaptación del realismo mágico al gusto germano de buena parte de su obra que gira, casi toda, sobre el pasado de Alemania, su época más oscura de la que pocos se atreven a hablar por vergüenza, y de su personalidad política, porque Günter Grass, además de escritor siempre estuvo comprometido con la realidad de su país desde posiciones de izquierda, una claridad de ideas que le hizo ir a contracorriente cuando criticó la unidad de Alemania tras la caída del muro o su valiente confesión de que se había enrolado durante la Segunda Guerra Mundial en la Waffen SS”.

José Luis Muñoz, escritor español. Es una de las voces más importantes de la actual novela negra española. Su libro más reciente es Te arrastrarás sobre tu vientre (novela, 2014)

Santiago Gamboa, Colombia

Santiago Gamboa

Santiago Gamboa

“Soy lector de El tambor de hojalata, El Rodaballo, La ratesa y también de sus poemas. Siempre me gustó su manera de enfocar la realidad y consideré injustos los ataques que le hicieron por haberse visto obligado a enrolarse en un comando del ejército nazi con 16 años. Es una muerte que, pese a ser ley de vida pues Grass cumplía 87 años, deja a la cultura alemana sin uno de sus más polémicos e irreverentes nombres”.

Santiago Gamboa, escritor colombiano. Uno de los autores representativos de la actual literatura colombiana. Su libro más reciente es Una casa en Bogotá (novela, 2014).

Abilio Estévez, Cuba

Abilio Estevez

Abilio Estevez

“Leer es una de las grandes pasiones de mi vida. Pero no son muchos los libros que han quedado fijados para siempre en mi memoria y me han ayudado, como se suele decir con justa grandilocuencia, a entender la vida, a vivir. Libros que no sólo se leen, sino que, sobre todo, se releen y releen a lo largo del camino. Uno de esos libros para mí es sin duda El tambor de hojalata. Era la edición española de Joaquín Mortiz de 1963, con prólogo de Mario Vargas Llosa, prestada por un amigo. Cayó en mis manos hacia finales de la década de los setenta. Desde entonces, desde ese primer encuentro con Óscar Matzerath, Günter Grass ha estado para mí junto a Thomas Mann, Robert Musil, Hermann Broch, Ingeborg Bachmann. La muerte de Günter Grass, acaecida hoy, termina por iluminar su vida para todos nosotros, sus fieles lectores”.

Abilio Estévez, escritor y dramaturgo cubano. Considerado uno de los autores clásicos de las letras cubanas actuales. Su obra más reciente es: Los adioses (teatro, 2015)

Ricardo Sumalavia, Perú

Ricardo Sumalavia

Ricardo Sumalavia

“Leer a Günter Grass ha sido para mí una relación permanente con el desplazamiento. Siempre he asociado las peripecias de sus personajes con los desplazamientos que yo tenía que realizar para leer sus libros. La primera novela de este autor que tuve en mis manos fue El tambor de hojalata. Era una edición de bolsillo y el libro bastante voluminoso. Como por aquellos años yo estudiaba y trabajaba, mi sola oportunidad de leerlo era dentro de autobús atestado de personas. Casi siempre viajaba de pie, a duras penas sosteniéndome con una mano, pues en la otra tenía esta novela. Fue una lectura afiebrada. Terminaba todas mis labores con rapidez para poder imbuirme en la lectura. Veía pasar línea tras línea una revista de la historia alemana, pero desde un ángulo que me pareció fabuloso. La realidad se malforma, los seres se malforman, y sin embargo el mundo insiste en exaltarse. Günter Grass me ofreció esta mirada, en un viaje que continúo”.

Ricardo Sumalavia, escritor peruano. Uno de los narradores más originales de las actuales letras latinoamericanas. Su libro más reciente es Mientras huye el cuerpo (novela, 2013)

Esther Andradi, Argentina

Esther Andradi

Esther Andradi

“Günter Grass es el escritor de la memoria y la desmemoria, el que nunca dejó de inmiscuirse en todo lo que hacía a la vida política de este país, y que hizo de la provocación su agudo instrumento, sin temer, acaso como quería Verlaine, a nada más que a sí mismo: Israel, la unidad alemana, la crisis del euro, Grecia o el destino incierto de la socialdemocracia, nada le fue ajeno, y a todo ello y más, no les privó de sus puyazos verbales. Lo conocí en la Feria del Libro de Frankfurt de 1999, que coincidía con su cumpleaños en octubre, y esta vez además, con su Nobel. Lo abracé y le apreté en sus manos mi libro "Come éste es mi cuerpo". Como agradecimiento por El Rodaballo, ese testimonio vibrante de su inserción en la cocina de la vida. Hoy como entonces, Gracias”

Esther Andradi, escritora y periodista argentina. Considerada una de las cuentistas argentinas más originales del presente. Su libro más reciente es Berlín es un cuento (novela, 2008).

Luis Pulido Ritter, Panamá

Luis Pulido Ritter

Luis Pulido Ritter

"Günter Grass, un hijo de su siglo, es una excepcional figura por su trayectoria literaria expuesta en su trilogía de Danzig donde recorre las secuelas del totalitarismo nazi y la guerra. Y estemos de acuerdo o no con sus posiciones críticas o polémicas, de algo sí estamos seguros: el mundo que conocemos sería otro sin este autor que contribuyó a revelarnos las virtudes y tragedias del siglo XX y presente".

Luis Pulido Ritter, escritor panameño. Es considerado uno de los narradores más importantes del siglo XX en Panamá. Su libro más reciente es ¿De qué mundo vienes? (novela, 2008).

Ángel Santiesteban-Prats, Cuba

Ángel Santiesteban-Prats

Ángel Santiesteban-Prats

“Günter Grass, más allá de su muerte, seguirá tocando ese tambor de hojalata con el que revolvió las conciencias dormidas de las letras de mi país, demostrando que se podía ser al mismo tiempo un gran escritor y un ciudadano crítico, polémico con la realidad social. Su obra es un legado que nos queda y que perdurará como una de las cimas de luz en las letras alemanes y universales”.

Ángel Santiesteban-Prats, escritor cubano. Con apenas tres libros de cuentos es considerado un clásico del género en Cuba. Su libro más reciente es El verano en que Dios dormía (novela, 2014)

Milia Gayoso Manzur, Paraguay

Milia Gayoso Manzur

Milia Gayoso Manzur

“Pienso que la frase “No podemos pasar por alto Auschwitz” es una de las que mejor resume el pensamiento de Günter Grass. El fallecido escritor alemán eligió no mirar hacia el costado y “hacer la vista gorda” con respecto al pasado de su país. Es allí donde radica su gran importancia para el mundo: en el compromiso asumido en aceptar la culpa y querer enmendarla, no callando ni escondiéndola. El autor de El tambor de hojalata formó parte de una generación de alemanes que cargó con la vergüenza y el dolor a causa de los actos de sus mayores: las atrocidades que llevaron a cabo los nazis. No en vano fue llamado la autoridad moral de su país”.

Milia Gayoso Manzur, escritora paraguaya. Es una de las cuentistas de referencia en el actual ámbito latinoamericano. Su libro más reciente es Horchata para el mal de amor (cuentos, 2014).

Juan Carlos Méndez Guédez, Venezuela

Juan Carlos Méndez Guédez

Juan Carlos Méndez Guédez

“Hay una corriente invisible, perdurable, que es la gratitud del lector que reconoce en una historia las sinuosidades de las pasiones que lo conectan con lo humano, con lo infinito. Con Grass quedaremos siempre unidos en ese nexo. El asombro continuo por su novela más divulgada: El tambor de hojalata, que para muchos de sus grandes conocedores no es la pieza más poderosa del escritor alemán sino la más reconocida; y la felicidad por dos libros que en su momento significaron el placer desbocado por la historia bien tejida, por el tono inmediato que no dejaba de resplandecer con sus guiños míticos: El rodaballo y La ratesa. Siempre hay buenas excusas para la vida, para la vida del lector que sabe debe regresar en algún momento a esas piezas narrativas que treinta años atrás lo conmovieron. La muerte de Grass en entonces una excusa para vivir sus lecturas, otra vez y otra vez”.

Juan Carlos Méndez Guédez, escritor venezolano. La crítica lo sitúa como uno de los representantes clásicos de las actuales letras venezolanas. Su libro más reciente es Los maletines (novela, 2014)

Roberto Quesada, Honduras

Roberto Quesada

Roberto Quesada

Cuando supe por primera vez de Grass no fue por la literatura sino por la política. Eran los años 80 en plena Guerra Fría, éramos aspirantes a escritores, jovencitos que como esponjas nos empapábamos de lo que escribían nuestros entonces no tan mayores maestros. Era un tiempo de fuertes polémicas, contiendas entre escritores de uno y otro rincón del mundo: ¿el escritor debe o no participar activamente en política? Allí entraban Mario Benedetti, García Márquez, Julio Cortázar, Roberto Fernández Retamar, y un gran etcétera. En una de esas contiendas, Mario Vargas Llosa arremetía contra los considerados “escritores comunistas” en una convulsionada América Latina gobernada por despiadados dictadores. Y pronto salió un ensayo-respuesta de Günter Grass a Vargas Llosa, titulado nada más ni nada menos: “El talento literario no es garantía de lucidez política”. El tiempo le dio la total razón a Günter Grass… Y desde aquel día Günter Grass pasó a ser uno de mis escritores favoritos. Por eso digo que murió físicamente, porque el otro, el espiritual, talentoso y brillante, literaria y políticamente, tiene ya su esquina en la inmortalidad. Günter Grass es un latinoamericano honorario.

Roberto Quesada, escritor hondureño. Considerado el novelista por excelencia de la literatura hondureña en Estados Unidos. Su libro más reciente es: El equilibrista (novela, 2014)

Carlos Enrique Cabrera, República Dominicana

Carlos Enrique Cabrera

Carlos Enrique Cabrera

“En cuanto me enteraba de la salida de una nueva obra suya (El tambor de hojalata, El rodaballo, En el cuarto trastero, Un vasto campo, Mi siglo, Últimas danzas) corría a la librería más próxima a adquirirla y la devoraba con fruición. De igual manera, he estado todos estos años permanentemente atento a sus opiniones vertidas en la prensa internacional. En Grass siempre sentí a un hombre íntegro, honesto, a un intelectual comprometido con su tiempo y más que con su país y la política de su país –la trágica y grandiosa Alemania–, con su especie, con la humanidad en su conjunto. Se coincida o no con sus ideas y puntos de vista –y la verdad es que los míos por lo general han estado muy próximos a los de él–, es claro que siempre se percibe en el pensamiento y las opiniones de Grass la elaboración detenida y concienzuda de una mente reflexiva y lúcida y magníficamente bien informada y documentada, que tiene como centro y eje de su reflexionar y pensar, de su agudo y acerado sentido crítico, lo ético, lo moral. “Cuando algo es moralmente correcto hay que defenderlo sin preocuparse de las consecuencias políticas o personales que vamos a pagar.” La contundencia de su propio físico se manifiesta en sus obras y en sus opiniones, testigo de excepción del convulso siglo XX. Günter Grass, al partir, nos deja algo más indefensos y solos ante las acometidas de la sinrazón y la demencia. Paz a sus restos y larga vida a sus obras.

Carlos Enrique Cabrera, escritor dominicano. Destacado cuentista que dirigió desde el 2002 hasta el 2009 la prestigiosa revista literaria Caudal. Su obra más reciente es Conjuros y otros microcuentos (cuentos, 2013).

Francisco Alejandro Méndez, Guatemala

Francisco Alejandro Méndez

Francisco Alejandro Méndez

“El viejo lobo alemán ha muerto. Su obra, bañada de pasado, un pasado que le correspondió a su pluma y a su vida y a sus creencias, seguirá intacta, aunque sea ignorada por aquellos que prefieren lo bucólico. Aunque la vejez no le permitió contar el pasado reinventado, me parece tan fresco su reeditado texto Años de perro, en la que retrata al fascismo desde los imposibles ángulos para analizar. Una voz que se apaga, pero una obra que sobrevive a muros, cortinas y cualquier obstáculo construido por seres humanos”.

Francisco Alejandro Méndez, escritor guatemalteco. Es el más importante cuentista de su país en la actualidad. Su libro más reciente es Narraciones Extra/ordinarias (cuentos, 2014).

Hans Christoph Buch, Alemania

Hans-Christoph Buch

Hans-Christoph Buch

“Un padre que da consejos, más que padre es un amigo” (Martín Fierro) – en este sentido Günter Grass era un padre literario y político para mí y mi generación de escritores alemanes, ¡a pesar de los conflictos que teníamos con él!”.

Hans Christoph Buch, escritor alemán. Uno de los autores alemanes cuyas novelas más se ocupan de temas latinoamericanos. Su libro más reciente es: Barón Samstag (novela, 2013).

Amir Valle (JOV)

DW recomienda