Fusión de Bolsas: el precio de la victoria | La prensa opina | DW | 16.02.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Fusión de Bolsas: el precio de la victoria

La prensa comenta la fusión de las megabolsas de Nueva York y de Fráncfort, en la que parece que dominará la alemana, pero decidirá la neoyorquina, las protestas en Irán y el escándalo sexual de Berlusconi.

default

Fusión, ¿beneficiosa para Alemania?

Hannoversche Allgemeine Zeitung, de Hannover: “Surge la sospecha de que la fusión de las Bolsas de Nueva York y la Bolsa de Fráncfort podría ser una victoria muy costosa para la plaza financiera alemana. Y es posible que las decisiones se tomen del otro lado del Atlántico. Por un lado, porque importantes funciones se trasladan a Nueva York, y, por otra parte, porque la fusión estará claramente dominada por los accionistas estadounidenses. La buena noticia para los pequeños inversores en Alemania es que no deben preocuparse. Las Bolsas son, hoy en día, computadoras de alto rendimiento, y, para los inversores, no es importante dónde estén ubicadas, ya que lo único que buscan son buenas cotizaciones y condiciones convenientes.”

“Los perdedores son los empleados”

Sächsische Zeitung, de Dresde: “El orgullo de los estadounidenses está herido por la compra alemana de la Bolsa de Nueva York, pero, en realidad, ellos son los beneficiados con el negocio. Wall Street es un ícono de las finanzas, pero su época de gloria pertenece al pasado. La Bolsa de Nueva York persigue ante todo el objetivo de no achicarse demasiado rápidamente. Nueva York dejó pasar la oportunidad de fomentar campos de acción con futuro. Ahora quiere accedera a ellos a través de la Bolsa de Fráncfort. Los perdedores en todo esto serán los empleados, ya que la fusión está destinada, en primera línea, a ahorrar costos, y eso hará que se pierdan puestos de trabajo.”

“Irán, maduro para una revolución democrática”

Der Standard, de Viena: “Hace tiempo que Irán cuenta con la madurez suficiente para una revolución democrática. Hace años que sus ciudadanos luchan por más libertad. La juventud iraní cuenta con más formación y está más conectada que todas las demás en la región, pero sus perspectivas son las peores. Sin embargo, las condiciones para que se produzca un cambio en corto tiempo no están dadas. Y no porque la frustración y la ira se vayan debilitando, todo lo contrario. Pero los que detentan el poder, a diferencia de los déspotas árabes, no escenifican su régimen como un gran espectáculo mafioso –a pesar de que sí lo son- sino que creen realmente en su mensaje y en legitimidad religiosa. Y esos son los más peligrosos. Las diferencias son claras si se tiene en cuenta la represión de las protestas después de las elecciones presidenciales de 2009, y cómo actuó el régimen en los años posteriores. El régimen iraní golpeó con dureza y decisión. Las cárceles están llenas, y los verdugos están ocupados.”

“Berlusconi es el mal menor”

Rzeczpospolita, de Varsovia: “Hace doce años, cuando los republicanos trataron de destituir al presidente estadounidense Bill Clinton debido a un escándalo sexual, la izquierda de ese país y del mundo los criticó diciendo que era un intento de sumir al Estado en la anarquía. La izquierda de hoy juzga la situación de otro modo, lo que es de lamentar. Sólo pocas veces se tiene la posibilidad de elegir claramente entre el bien y el mal. A menudo, se elige el mal menor. Pero en el caso de Berlusconi, sus enemigos son el mal mayor. La instrumentalización política de las leyes, de los tribunales y de la fiscalía representa el peor peligro imaginable para la democracia. (…) Si, como alguien dijo, Berlusconi provoca asco, sus enemigos deben provocar horror.”

CP/ dpa

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda