1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Fujimori condenado a otros ocho años

El tribunal considera probado que el expresidente peruano, actualmente en prisión, desvió fondos del presupuesto militar hacia diarios sensacionalistas para que apoyaran su reelección en el año 2000.

El expresidente peruano Alberto Fujimori fue condenado hoy a ocho de cárcel y al pago de una reparación civil de tres millones de soles (cerca de un millón de dólares) por el desvío de fondos del Estado hacia diarios sensacionalistas, conocidos en el país como "chicha", para que apoyaran su reelección en el 2000. Fujimori, para quien la sentencia no implica más tiempo de prisión, pues desde 2007 cumple una condena a 25 años y en el Perú solo se cumple la mayor, se declaró inconforme con el fallo y anunció que lo apelará.

"Me considero inocente", afirmó el ex mandatario, de 76 años, quien se presentó con un mejor semblante que en sus más recientes apariciones en público. La Fiscalía se declaró conforme. El tribunal presidido por Victoria Sánchez consideró probado que Fujimori desvió entre 1998 y 2000 por lo menos 122 millones de soles (unos 40 millones de dólares) del presupuesto de las Fuerzas Militares para financiar diarios que hacían apología del gobierno y atacaban con dureza a la oposición.

Tres mil dólares por titular

Esos diarios, llamados popularmente "chicha" o "basura" y que llevaban nombres como El Chino, El Tío, El Chato, La Chuchi, El Men, El Mañanero o La Yuca, sirvieron para impulsar la candidatura para la reelección de Fujimori en 2000. Los expertos daban por descontado que el ex mandatario sería declarado culpable en el caso, pues en un juicio previo hecho a otros comprometidos, incluido el cerebro del proceso, Vladimiro Montesinos, todos los testigos coincidieron en que el entonces jefe de Estado avaló la acción y participó activamente. Montesinos pagaba entre 2.000 y 3.000 dólares por cada titular en los diarios sensacionalistas que atacara a los rivales políticos de Fujimori.

El proceso se inició el año pasado, pues la Justicia de Chile debía aprobarlo, ya que el caso no estaba entre aquellos por los que ese país lo entregó en extradición en 2007. Al juicio asistieron, además de algunos seguidores de Fijimori, dos de sus hijos: la virtual candidata presidencial Keiko y el congresista Kenji, quien lideran su partido, el derechista Fuerza Popular. Fujimori ya recibió varias condenas por corrupción, pero teóricamente debe salir de la cárcel en 2032, cuando cumple la pena mayor, de 25 años, que se le impuso como autor mediato de 25 asesinatos y dos secuestros agravados.

Lo que sí aumenta son las reparaciones civiles, que llegan ahora a los 227 millones de soles (unos 75 millones de dólares), de los que el reo no ha pagado nada y que, aparentemente, no habrá forma de cobrar.

LGC (dpa / EFE / Reuters)