1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Fuerzas libias arrebatan estratégica localidad al EI

Unidades de los Guardias de las Instalaciones Petroleras expulsaron a los radicales de Ben Yawad, en la periferia de Sirte.

El avance de las fuerzas libias, en su intento por llegar a Sirte, la ciudad fuerte del Estado Islámico en ese país del norte de África, parece mostrar sus primeros éxitos. Este lunes (30.05.2016) diversas fuentes informaron que la localidad de Bin Yawad, ubicada a 160 kilómetros al este de Sirte y que cayó en manos de los radicales en enero, se encuentra ahora bajo control de las llamadas Guardias de las Instalaciones Petroleras, leales al Gobierno libio reconocido internacionalmente.

En declaraciones a la agencia de noticias EFE, el coronel Bashir Budafir, responsable de fronteras en la vecina localidad de Ajdabiya, explicó que la citada fuerza, incluida en la alianza formada por el llamado Gobierno de unidad, izó su bandera en el centro de la ciudad tras intensos combates en los que murieron cinco soldados y 16 resultaron heridos. Saa Abu-Sharada, un líder local, confirmó a la agencia AP que el área fue liberada.

“Creo que la presencia del Estado Islámico en la región era muy limitada, había menos de 10 vehículos y estos sujetos no son muy buenos en los enfrentamientos cuando carecen de poder de fuego”, aseguró Abu Sharada. Un tercer oficial, el brigadier general Abdullah Nureldeen, del Ejército Nacional Libio, dijo que sus unidades habían recabado información de inteligencia que confirmaba la liberación de la localidad.

Débil gobierno de unidad

Una alianza de milicias bajo el mando del Gobierno de unidad se prepara desde hace un mes para asaltar Sirte. En los últimos días, los combates se han intensificado también en el oeste de esta ciudad portuaria, donde las tropas de Misrata arrancaron al Estado Islámico la noche del domingo el control de la localidad de Abu Najim tras duros enfrentamientos armados. En su huida, los yihadistas abandonaron cerca de tres millones de dólares y 37 kilos de oro.

Libia se encuentra dividida desde 2014 entre dos Gobiernos y Parlamentos. El reconocido internacionalmente se trasladó a Bengasi, luego de que el Parlamento de Trípoli se negara a reconocer los resultados de las elecciones y mantuviera a sus congresistas. A instancias de Naciones Unidas, un débil acuerdo político entre las partes consiguió formar un Gobierno de unidad que sigue luchando por imponerse ante la oposición de diversos grupos.

En ese contexto, el Gobierno de unidad debe combatir también al Estado Islámico, que se ha aprovechado del caos para ampliar su presencia en el país.

DZC (EFE, AP, Reuters)


DW recomienda