Fuerzas israelíes matan a palestino sospechoso de ataque a radical judío | América Latina | DW | 30.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Fuerzas israelíes matan a palestino sospechoso de ataque a radical judío

La Policía israelí mató a tiros a un palestino al que perseguía por su supuesta implicación en el intento de asesinato del rabino Yehuda Glick, un activista de ultraderecha.

Las fuerzas de seguridad israelíes abatieron este jueves (30.10.2014) durante un tiroteo a un palestino sospechoso de participar en un atentado contra un conocido activista judío de ultraderecha que abogaba por el libre acceso y por que los judíos pudieran rezar en la Explanada de las Mezquitas 0 Monte del Templo, en Jerusalén.

El sospechoso muerto fue identificado por fuentes palestinas como Mutanaz Hijazi, de 32 años, y, según la radio pública israelí, había cumplido diez años de prisión por delitos relacionados con la seguridad. Otras fuentes señalan que el ala armada de la Yihad Islámica, las Brigadas de Al Quds, identificó al palestino como uno de sus miembros.

Durante la búsqueda de los sospechosos, las fuerzas de seguridad rodearon una casa en el barrio de Abu Tor y respondieron a los disparos lanzados desde allí, informó el portavoz de la policía israelí, Micky Rosenfeld. El sospechoso murió en el acto y su arma fue confiscada, añadió el diario "Jerusalen Post".

Estado del rabino es grave

Las autoridades creen que se trataba del palestino que disparó en la noche del miércoles contra el activista judío en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén y lo hirió gravemente, antes de huir en su motocicleta. El herido fue identificado como Yeduha Glick, de 48 años, un rabino y activista que lucha porque los judíos no sólo puedan visitar la Explanada, sino que puedan rezar y celebrar oficios religiosos en ella.

El rabino, cuya conferencia se titulaba "Israel regresa al Monte del Templo", es un habitual del Muro de las Lamentaciones y dirige la organización ultraderechista y mesiánica "Creyentes del Monte del Templo", que pretende reconstruir el citado santuario en el lugar en el que ahora se alza la mezquita de Al Aqsa y el Domo de la Roca, una de los edificios emblemáticos del arte islámico.

El estado de Glick es grave, pero estable, informaron hoy medios israelíes. Según informó el hospital de Jerusalén Shaare Zedek donde está siendo tratado, resultó herido de bala en el cuello, el pecho, el abdomen y la mano.

Rosenfeld anunció el cierre de la Explanada de las Mezquitas tanto para judíos como para musulmanes, por miedo a que se extienda la violencia. Las fuerzas de seguridad se concentraron en el lugar y también se reforzará la vigilancia en toda la ciudad. La policía israelí teme posibles actos de venganza de los judíos radicales, pero también enfrentamientos con los palestinos.

El ministro de Economía israelí, Naftali Bennett, que lidera el Partido Colono, señaló que con el tiroteo en el corazón de Jerusalén se ha cruzado "una línea roja de sangre". Para hoy, activistas judíos de derecha convocaron una marcha hacia la Explanada.

Lugar sagrado para judíos y musulmanes

La Explanada de las Mezquitas, o Monte del Templo, en la Ciudad Antigua de Jerusalén, es uno de los lugares más polémicos del mundo por ser uno de los sitios más sagrados para judíos y musulmanes, y por permitírsele solo a los musulmanes rezar allí.

Glick es uno de los activistas más radicales en favor del cambio de estatus quo en la explanada de las Mezquitas, y suele organizar las polémicas visitas de judíos a este lugar sagrado. El suceso ha elevado al máximo la tensión en Jerusalén, bajo estado de máxima alerta policial, y con la explanada de la Mezquitas, tercer lugar más sagrado del Islam.

La tensión ya era palpable desde que a principios de julio tres ultranacionalistas judíos mataron a un adolescente palestinos en la zona Este en venganza por el asesinato, a manos de exconvictos islamistas, de tres estudiantes israelíes cerca de la colonia de Gush Etzion.

Además, recientemente el presidente palestino, Mahmud Abbas, pidió que se evitara por todos los medios el acceso de judíos al lugar. En las últimas semanas se registraron nuevos enfrentamientos entre palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes y se teme un aumento de las tensiones en la ciudad.

CP (dpa, efe)