1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Fuerzas iraquíes ingresan al centro de Ramadi

Los combates contra las fuerzas del Estado Islámico son fieros, pero las tropas gubernamentales, apoyadas por milicianos tribales, han conseguido avances.

Las autoridades de Irak informaron este sábado (26.12.2015) que las fuerzas armadas han conseguido importantes progresos en su lucha para recuperar Ramadi de manos del Estado Islámico, e incluso las primeras unidades ya han llegado hasta el barrio de Huz, una zona clave del centro de la ciudad donde se encuentra un complejo gubernamental, informó un portavoz de la Policía de la provincia de Anbar.

El portavoz, Yasser al Dulaimi, indicó que las fuerzas iraquíes se enfrascaron en duros combates con los defensores de la localidad cerca del complejo. Dulaimi agregó que las fuerzas del gobierno iraquí intentan expulsar a combatientes del EI que están atrincherados en edificios donde han sembrado trampas explosivas, lo que dificulta el trabajo de los soldados iraquíes.

Según el vocero, al menos 20 combatientes de la milicia extremista sunita han muerto hasta el momento en enfrentamientos con el Ejército iraquí. Dulaimi añadió que en los combates han fallecido dos soldados y nueve han resultado heridos, sin especificar si pertenecen a las tropas gubernamentales o a las milicias aliadas. Retomar el control del complejo gubernamental sería de gran ayuda para asegurar la recaptura completa de la ciudad.

Lleno de trampas

“Hay fieros combates con miembros de Daesh (acrónimo árabe para EI) en estos momentos”, dijo Al Dulaimi. El EI había tomado Ramadi, capital de la provincia occidental de Anbar, el pasado mes de mayo. Los yihadistas mantienen el control de muchas zonas de la región y de otras áreas de mayoría sunita en el norte y oeste de Irak, pese a los ataques aéreos de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos.

Las esperanzas de un rápido triunfo se han desvanecido desde que el pasado martes las fuerzas iraquíes rompieran las defensas en torno a la ciudad. Al comienzo de la operación, se estimaba que unos 400 combatientes del EI se encontraban en el lugar. Las fuerzas de elite del Servicio Antiterrorista iraquí y el Octavo Ejército de Irak han encontrado dificultades especialmente debido a la destrucción que presenta la ciudad, así como la presencia de familias que han sido utilizadas como escudos humanos por los radicales.

El comandante de la operación, Sami al Aridhi, dijo que el plan era “liberar toda Ramadi desde tres frentes” y reconoció que “nuestras topas están avanzando hacia sus objetivos, pero más lento debido a que los criminales han instalado trampas-bomba en todas partes”.

DZC (dpa, Reuters, AFP)


DW recomienda