1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Fuerzas afganas asumen comando de seguridad en su país

El Ejército y la policía de Afganistán asumieron este 1° de enero la plena responsabilidad de la seguridad del país, poniendo fin a los 13 años de misión militar de la coalición internacional liderada por la OTAN.

A partir de hoy comienza una nueva fase en la que la coalición proporcionará formación, asesoramiento y ayuda al ejército afgano. Esta nueva misión cuenta con 13.000 uniformados extranjeros.

"Doy la enhorabuena a los afganos por este día histórico", dijo el presidente, Ashraf Ghani. "No permitiremos que nuestra tierra sea utilizada contra nuestros vecinos, y esperamos lo mismo de ellos", añadió.

Muchos de los ataques talibanes recientes contra las tropas afganas e internacionales en Afganistán fueron lanzados desde el vecino Pakistán.

¿Victoria? ¿Derrota?

Por su parte, insurgentes talibanes de Afganistán declararon la "derrota" de Estados Unidos y sus aliados en el conflicto que dura ya 13 años, poco después de que la coalición diera por acabada oficialmente la misión de combate en el país.

La Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF) se convertirá en una misión de apoyo a la policía y el ejército afganos, más de una década después de que una alianza internacional derrocara al Gobierno talibán por dar cobijo a los organizadores de los ataques a Estados Unidos del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Unos 13.000 soldados extranjeros, en su mayor parte estadounidenses, permanecerán en el país bajo el paraguas de una nueva misión de dos años bautizada como "Apoyo Decidido" que continuará con la formación de las fuerzas de seguridad afganas para combatir la insurgencia.

Policía y Ejército afganos acosados por los talibanes

Aunque Estados Unidos y los aliados dicen que el ejército afgano y la policía han sido capaces de impedir que los talibanes controlen zonas extensas de territorio, la violencia no ha cedido y los talibanes no han dado un respiro al gobierno afgano, encabezado desde septiembre por Ashraf Ghani.

Casi 3.200 civiles afganos han muerto en el conflicto entre el grupo extremista y el ejército en 2014 y más de 4.600 miembros de la policía y el ejército han fallecido en ataques talibanes.

Desde 2001, casi 3.500 soldados extranjeros han muerto en la guerra, entre ellos 2.200 estadounidenses y 55 alemanes.

JOV (dpa, efe)