1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Fuerte presencia latinoamericana en documenta

La mayor exposición de arte mundial abre sus puertas en la ciudad de Kassel. En esta edición, la propuesta es un cambio en la perspectiva eurocentrista, dicen los curadores.

La versión número 14 de documenta, la mayor exposición de arte mundial, abre sus puertas al público este sábado 10 de junio en Kassel. La fiesta, sin embargo, empezó el pasado miércoles, con miles de periodistas, galeristas y público especializado que visita los trabajos de cientos de artistas contemporáneos y del pasado en museos, plazas, calles, clubes, parques e instituciones públicas y privadas de la ciudad del Estado de Hessen.

Por primera vez desde que fue creada, en 1955, documenta se realiza durante 100 días en dos ciudades distintas: Kassel y Atenas, donde la muestra fue abierta el pasado 8 de abril. La capital de Grecia también inspiró el lema de la actual exposición: "Aprendiendo de Atenas".

Así, la principal locación de la muestra, el Museo Fridericianum, recibe la colección del Museo Nacional de Arte Contemporáneo de Atenas (EMST). Quien piense que va a encontrar obras menores de un país en crisis se va a sorprender con la calidad de los trabajos de artistas griegos e internacionales. Como recordaron los curadores durante la rueda de prensa del miércoles (07.06.2017) en el Palacio del Congreso en Kassel, en el siglo V a.C., Atenas también vivió un período de crisis y guerras, pero también de intensa fuerza creativa.

 

Más información: 

Documenta: un espacio para cuestionar el mundo

Kassel muestra los «proyectos imposibles» de la Documenta.

 

También por primera vez en décadas, documenta no invitó a ningún artista brasileño, a excepción de una retrospectiva de la obra del cineasta David Perlov (1930-2013), nacido en Río de Janeiro, pero radicado en Israel. Por otro lado, la presencia latinoamericana tal vez nunca haya sido tan evidente como este año, principalmente de artistas de Argentina, México, Guatemala, Cuba y Colombia.

Coronando la exposición está el trabajo de la artista argentina Marta Minujín, el Partenón de libros, una reproducción en tamaño real del templo en la Acrópolis de Atenas, hecha en estructura metálica y revestida de libros que fueron prohibidos durante la dictadura militar argentina. El trabajo más costoso de documenta, cuya realización sólo fue posible con la ayuda del gobierno argentino, también se ubica en el mismo lugar donde, en 1933, miles de libros fueron quemados por los nazis en Kassel.

Aprendiendo del prójimo

Durante la rueda de prensa del miércoles, los curadores de la muestra explicitaron detalladamente su concepto: lo que se propone es un reanudamiento, un reaprendizaje, es desaprender para (re) aprender, sobre todo en lo que respecta a un cambio de la perspectiva eurocentrista, una mirada sobre el otro.

La propuesta del director artístico de documenta, Adam Szymczyk, funcionó. Mientras que la última Bienal de Venecia fracasó en intentar encontrar una salida al impasse en que se encuentra hoy el arte contemporáneo, es decir su comercialización, documenta 14 propone un desplazamiento, un museo en transición, algo que no se puede colgar sobre el sofá.

"La única certeza es que nada permanece igual", dijo uno de los curadores durante la rueda de prensa, añadiendo que es "preciso aprender del prójimo para poder coexistir". Documenta aborda, así, la capacidad creativa de la incertidumbre, el desmontaje de la idea del nacionalismo, el tema de los refugiados, Grecia y la crisis.

Los numerosos trabajos históricos también evidencian cómo, en el pasado, artistas retrataron lugares que nunca habían visitado. Ni siquiera las fábulas de los Hermanos Grimm, escritas en Kassel, escaparon de la actual muestra. Según los curadores, tales cuentos de hadas se utilizaron en el siglo XIX como instrumento para la solución de conflictos sociales, Tema bastante actual.

América Latina en documenta

La lista de artistas latinoamericanos presentes en Documenta de este año es grande, entre ellos, el peruano Sergio Zevallos, los cubanos Antonio Vidal y Carlos Garaicoa, la chilena Cecilia Vicuña, los mexicanos Antonio Vega Macotela y Guillermo Galindo, los colombianos Abel Rodríguez y Beatriz González, los argentinos David Lamelas, Óscar Masotta y Marta Minujín, así como la guatemalteca Regina José Galindo.

En su perfomance ritualista Sonic Borders 2, el músico mexicano Guillermo Galindo reutiliza objetos dejados por los migrantes a lo largo de su huida hacia Europa, sacando de ellos sonidos y dando así voces a los refugiados. En una entrevista con DW, Galindo explicó que los conflictos vividos en el Hemisferio Sur se asemejan con lo que ocurre hoy en Europa, y que los elementos que él recogió en la isla griega de Lesbos "son los mismos dejados por los migrantes en el desierto de California".

Partenón de libros, de la argentina Marta Minujín.

"Partenón de libros", de la argentina Marta Minujín".

La guatemalteca Regina José Galindo denuncia en su obra la violencia y la masacre que viven sobre todo las niñas en su país. En su perfomance "El objetivo", aborda la postura pasiva del observador frente a las crisis del mundo, denunciando también el suministro de armas alemanas a países en crisis en América Latina. En conversación con DW, Regina explicó que "el cuerpo no es sólo un instrumento de resistencia ante la comercialización del arte, sino ante la propia existencia".

La chilena Cecilia Vicuña sintetiza en su perfomance, en la que envuelve a los espectadores con tejidos de lana mientras improvisa cantos rituales, muchos puntos que orientan a la actual documenta, entre ellos, la capacidad de amar al prójimo.

Una cultura posible

Vicuña dijo a DW estar muy contenta con la participación de tantos artistas latinoamericanos en esta versión de documenta. "Algo que debería haber ocurrido hace mucho tiempo", afirmó. Y agrega, que "es maravilloso que eso esté sucediendo ahora en esta documenta, porque la actual muestra no tiene solamente la intención de ser un evento de arte, sino de reorientar la conciencia humana hacia otra cultura, una cultura posible de solidaridad y de justicia".

Tal vez por su temporalidad y por la presencia del cuerpo vivo -algo que no se puede colgar sobre el sofá-, las perfomances estén tan presentes en las actuales exposiciones de arte. Vale recordar que fue una perfomance alemana la que ganó el gran premio de la Bienal de Venecia de este año.

El sábado (10.06.2017), documenta será inaugurada por el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, en el Museo Fridericianum. Poco después, la instalación Polemos, que es un tanque hecho con piezas de tapizados del artista griego Andreas Angelidakis, será desmontada y transformada en un salón donde las personas puedan conversar.

Carlos Albuquerque, de Kassel (MNL/DZC)

DW recomienda