1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Francisco: “El terrorismo profana el nombre de Dios”

El Papa encabezó el Vía Crucis de Viernes Santo, realizado en el Coliseo de Roma. Hubo extraordinarias medidas de seguridad.

Ver el video 02:10

Viernes Santo en Roma

Decenas de miles de personas se reunieron en el Coliseo de Roma para participar en la reproducción del Vía Crucis de Viernes Santo y seguir el camino de las estaciones recorridas por Jesús antes de ser crucificado. La ceremonia, realizada bajo fuertes medidas de seguridad este viernes (25.03.2016) en la capital italiana, fue encabezada por el papa Francisco, quien pronunció un duro discurso contra el fundamentalismo y el terrorismo.

“Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los fundamentalismos y en el terrorismo de los seguidores de cierta religión que profanan el nombre de Dios y lo utilizan para justificar su inaudita violencia”, dijo el líder católico al cierre del acto, que tuvo lugar tres días después de los ataques terroristas de Bruselas y en el marco de crecientes temores de que se produzcan más incidentes en Europa. Por lo mismo, el recuerdo de los atentados no estuvo ausente.

Durante el rito, el predicador de la Casa Pontificia, Raniero Cantalamessa, afirmó que la gente debería desterrar sentimientos de venganza, incluso contra terroristas. “El odio y la brutalidad de los ataques terroristas de esta semana en Bruselas nos ayudan a entender el poder divino de las últimas palabras de Cristo: ‘Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen'”, sostuvo Cantalamessa.

Críticas contingentes

Francisco, en tanto, se refirió a diversos temas contingentes, incluso contra los traficantes de armas. “Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los poderosos y en los vendedores de armas que alimentan los hornos de la guerra con la sangre inocente de los hermanos", clamó. También recordó la precaria situación que viven los refugiados y criticó la falta de sensibilidad de las sociedades que reciben a quienes huyen de la guerra.

“Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en nuestro Mediterráneo y en el Mar Egeo convertidos en un insaciable cementerio, imagen de nuestra conciencia insensible y anestesiada”, señaló. Francisco también se refirió a la decapitación de cristianos en Oriente Medio y a aquellos que fueron obligados a abandonar sus hogares, y condenó a los políticos que inflaman el conflicto.

DZC (dpa, EFE, Reuters)


DW recomienda

Audios y videos sobre el tema