1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Francisco a refugiados en Lesbos: “No están solos”

El Papa visitó la isla en compañía del patriarca de la Iglesia ortodoxa de Constantinopla, Bartolomé I, y el primado de la Iglesia ortodoxa griega, Jerónimo II.

Durante su breve visita a la isla de Lesbos, en Grecia, donde cientos de refugiados esperan conocer su destino (probablemente Turquía, a la luz del acuerdo entre la UE y ese país para la devolución de los solicitantes de asilo), el papa Francisco dijo este sábado (16.04.2016) que busca, con el acto donde fue acompañado por el patriarca de la Iglesia ortodoxa de Constantinopla, Bartolomé I, y el primado de la Iglesia ortodoxa griega, Jerónimo II, llamar la atención internacional sobre la dramática situación de las personas estacionadas allí.

Cientos de refugiados esperaban al líder católico en el campo de Moria, con carteles con inscripciones como “queremos libertad” y “eres nuestra esperanza”. Jorge Mario Bergoglio saludó a una decena de niños, la mayoría de los cuales hicieron solos el peligroso viaje por mar desde Turquía a Grecia y consoló a una mujer que se echó a llorar y le rogó que se la llevara con él. Muchos relataron al religioso las terribles experiencias que han vivido hasta ahora.

“He querido estar hoy con ustedes. Quiero decirles que no están solos. En estas semanas y meses, han sufrido mucho en su búsqueda de una vida mejor. Muchos de ustedes se han visto obligados a huir de situaciones de conflicto y persecución, sobre todo por el bien de sus hijos, por sus pequeños”, señaló Francisco. “Hemos venido para atraer la atención del mundo ante esta grave crisis humanitaria y para implorar la solución de la misma”, agregó, en referencia a sus acompañantes.

Llamado a Europa

Durante su visita, Francisco, Bartolomé I y Jerónimo II firmaron una declaración conjunta en la que piden una respuesta más solidaria ante la crisis de los refugiados. En esta declaración describen la situación como “una de las más graves crisis humanitarias desde el final de la Segunda Guerra Mundial” y solicitan a la comunidad internacional que responda con “solidaridad, compasión, generosidad y un inmediato compromiso efectivo de recursos”.

Asimismo, Francisco hizo un llamado a Europa a respetar y defender los derechos humanos y entender que los refugiados son, ante todo, seres humanos y no números. “La preocupación de las instituciones y de la gente, tanto aquí en Grecia como en otros países de Europa, es comprensible y legítima. Sin embargo, no debemos olvidar que los emigrantes, antes que números son personas, son rostros, nombres, historias”, dijo el pontífice católico.

DZC (EFE, dpa)


DW recomienda