Francia y Colombia confirman secuestro de periodista francés a manos de las FARC | América Latina | DW | 29.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Francia y Colombia confirman secuestro de periodista francés a manos de las FARC

Durante una operación del Ejército colombiano contra el narcotráfico, fue secuestrado el periodista francés Roméo Langlois, indicó el ministro galo de Exteriores, Alain Juppé,informó la cadena colombiana Caracol Radio.

Estudio del canal de televisión France 24, en Cannes.

Estudio del canal de televisión France 24, en Cannes.

Roméo Langlois, corresponsal en Colombia de la cadena francesa "France 24" y del diario "Le Figaro", "fue secuestrado durante un enfrentamiento entre las fuerzas colombianas y las FARC" y "ha sido secuestrado", informó Juppé en Lyon, donde participó en evento de la campaña para las presidenciales galas. El jefe de la diplomacia francesa aseguró que el centro de crisis de su Ministerio trabaja en el asunto "en cooperación con las autoridades colombianas".

El Ministerio de Defensa de Colombia confirmó, por su parte, la muerte de tres militares y un policía, así como la desaparición de cinco uniformados y el reportero francés Romeo Langlois, en un ataque de presuntos miembros de la guerrilla de las FARC efectuado este sábado en el sur del país.

Muertos y heridos en lucha contra narcotráfico

Kindersoldaten in Kolumbien

Niños soldados reclutados por las FARC aquí tras su captura por el Ejército colombiano en 2010.

"Como producto de esta operación ofensiva se presentaron cruentos combates con miembros del frente 15 de las FARC, en los que fueron asesinados un suboficial, do soldados profesionales y un patrullero de la Policía", precisó un comunicado.

"Están desaparecidos cuatro soldados, un patrullero de la Policía y el corresponsal de guerra Romeo Langlois de nacionalidad francesa, quien se encontraba realizando un cubrimiento periodístico", agregó. Aunque el gobierno no ha reportado el paradero de los uniformados, la edición digital del diario "El Tiempo" y la cadena radial RCN afirmaron que los militares y el policía que estaban desaparecidos desde este sábado ya se encuentran con la tropa, mientras que la búsqueda del reportero continúa.

Según el Ministerio, durante los enfrentamientos entre el Ejército y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), también resultaron heridos cuatro militares quienes fueron atendidos en centros asistenciales de la ciudad de Florencia, capital de Caquetá.

Los uniformados realizaban una operación contra el narcotráfico y fueron atacados con explosivos y ráfagas de fusil por los guerrilleros en una zona conocida como La Unión Peneya, cerca del municipio de La Montañita. Al parecer, la unidad militar estaba compuesta por 23 soldados del Ejército y cuatro policías judiciales.

La cadena radial Caracol Radio señaló que presuntamente Langlois había sido secuestrado por la guerrilla mientras realizaba un documental para la National Geographic. Sin embargo, se confirmó que el periodista trabaja para el diario "Le Figaro" y el canal France 24, que publicó en su página web la desaparición del comunicador, quien al parecer viajó con el Ejército a la zona para elaborar un reportaje sobre las operaciones contra el narcotráfico en Colombia. Langlois está radicado en Colombia desde hace varios años y se dedica a realizar coberturas especiales sobre el conflicto en el país sudamericano, de acuerdo al Ministerio de Defensa.

Ofensiva colombiana contra la “narcoguerrilla”

Este es el cuarto ataque de las FARC realizado desde el viernes en el país cuando tres militares y cinco civiles murieron en Caquetá y en jurisdicción de Valle del Cauca (suroeste), mientras que el sábado se registró un ataque en el departamento de Arauca (noreste) en donde resultaron cuatro personas heridas.

Las FARC, una organización terrorista repudiada por Estados Unidos y la Unión Europea, han intensificado sus ataques en las últimas semanas, incluido el sector petrolero. Aunque el grupo ha sido debilitado por una gran ofensiva militar en la que han muertos varios de sus comandantes mientras que miles de combatientes han desertado, aún puede realizar ataques de gran impacto.

El Gobierno colombiano ha descartado la posibilidad de iniciar un diálogo de paz con las FARC hasta que los rebeldes liberen a todos los secuestrados, suspendan sus ataques y anuncien su disposición de deponer las armas. Pero el grupo guerrillero, acusado de obtener millonarios recursos del narcotráfico, ha rechazado las exigencias.

Fuente: dpa

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda