1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Francia: Mélenchon pide “gesto político” a Macron

El izquierdista Jean-Luc Mélenchon pidió al socioliberal Emmanuel Macron un "gesto" político con su movimiento y alertó que sin diálogo pone en riesgo sus posibilidades de ganar las elecciones presidenciales francesas del 7 de mayo a la ultraderechista Marine Le Pen.

"En vez de insultarme y de retorcer el brazo de mis amigos, ¿por qué no hace un gesto, no intenta hablar a los insumisos (miembros del movimiento izquierdista), por ejemplo retirando su idea de reformar la ley del trabajo? Él toma sus riesgos haciendo lo que ha hecho", dijo Mélenchon en una entrevista a la televisión TF1.

Criticado en Francia por su posición incierta sobre la segunda vuelta, Mélenchon aseguró que está "listo" para gobernar Francia si gana las legislativas francesas del 11 y el 18 junio e insistió en que no se debe votar a Le Pen, aunque no pidió el apoyo para Macron.

"Con siete millones de votos, no puedo ser el hombre de antes", aseveró el líder de La Francia Insumisa, quien recordó que, en la primera vuelta del 23 de abril, Macron (8,6 millones de sufragios, el 24,01 por ciento) y Le Pen (7,6 millones, 21,3 por ciento) apenas sumaron el 45 por ciento de los votos.

"Lo más determinante para el país son las elecciones legislativas y voy a maniobrar para lograr una mayoría parlamentaria", declaró.

"En el segundo turno, nos vamos a librar de Le Pen y, en un mes, de las políticas de Macron, porque este hombre es incapaz de dirigir el país", añadió.

Mélenchon dijo que Marine Le Pen es igual de radical que su padre, Jean-Marie -condenado por racismo y "negacionismo"-, y rebatió a los que le acusan de indefinición a la hora de frenar a la ultraderecha.

"Mi posición no es la de "ni-ni" (ni uno ni otro). A todos los que me escuchan les digo que sobre todo no voten al FN", el Frente Nacional de Le Pen, expuso.

Aclaró además qué su posición respecto a frenar a la ultraderecha en estas elecciones difirió tanto de la de 2002, cuando, todavía como militante socialista, instó a votar al conservador Jacques Chirac ante Jean-Marie Le Pen "con pinzas en la nariz".

"En 2002 pensé que era un accidente. Pero después en todas las elecciones nos hacen votar forzados. Todos olvidaron que en las regionales de 2015 (ganadas por el FN) pedí un frente republicano (contra la ultraderecha). Éste consiste en dar el título de bombero a los pirómanos", aseveró, en alusión a las políticas de los partidos tradicionales. EFE