Francia encabeza intervención aérea en Libia | Política | DW | 19.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Francia encabeza intervención aérea en Libia

Tras una cumbre extraordinaria sobre Libia en París, Francia comienza la intervención aérea en el país norafricano, apoyada por varios países europeos y Canadá. EE.UU apoya, con cautela.

default

Una humareda cubrió Bengasi tras bombardeos y la explosión de una aeronave rebelde.

Las fuerzas gubernamentales libias desafiaron el llamado del Consejo de Seguridad de la ONU a respetar la zona de exclusión aérea para proteger a los ciudadanos en su propio territorio. Pese al alto al fuego anunciado por el propio líder Muamar el Gadafi, sus fieles avanzaron sobre Bengasi, el bastión de los insurgentes en la costa mediterránea, y los obligaron a replegarse a las afueras, donde comenzó la revuelta hace un mes.

La televisión catarí Al Yazira reproduce imágenes de la televisión estatal libia que muestran bailes, cantos y banderas verdes de manifestantes pro Gadafi en Sirte, su ciudad natal. En Trípoli, la capital, otro grupo de simpatizantes alza brazos y armas largas en apoyo al avance de las tropas del coronel en territorio rebelde.

Otras imágenes de la televisora árabe desde Bengasi muestran a la ciudad envuelta en una humareda tras bombardeos gubernamentales y el derribo de una aeronave de combate rebelde. Un testigo guía a las cámaras en una edificación civil en ruinas, señala objetos machados de sangre.

Tras reunirse en París, en una cumbre extraordinaria sobre Libia, algunos líderes mundiales, anunciaron el comienzo de la intervención aérea de varios países europeos y Canadá en el país norafricano.

Militäreinsatz in Libyen hat begonnen Pilot steigt in Düsenjäger in Saint Dizier Flash-Galerie

Tras la violación del alto al fuego, anunciado por el propio Gadafi, y el irrespeto a la zona de exclusión aérea decretada por la ONU, Francia inició operaciones de intervención aérea en Libia.

Francia encabeza intervención aérea

Präsident Nicolas Sarkozy Außenministerin Hillary Clinton Libyen-Sondergipfel Elysee-Palast Paris Uno-Einsatz gegen Libyen

EE.UU. parece no querer dar la impresión de estar "invadiendo nuevamente un país musulmán", dice la televisora árabe Al Yazira.

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, fue el primero en dirigirse a la prensa al término de la cumbre. Los primeros cazas galos ya sobrevuelan Bengasi y "hay más aviones franceses dispuestos a intervenir contra los tanques que amenacen a los civiles", agregó Sarkozy.

No se trata, aseguró el presidente francés, de decidir el destino de los libios, sino de defender a la población para que pueda tomar las riendas de su destino. Sarkozy advirtió al líder del Gobierno libio que le esperaría “lo peor” si no obedece la resolución de Naciones Unidas y cumple con el alto al fuego. La acción militar tiene el apoyo de Gran Bretaña, Estados Unidos y Canadá, aseguró el Ejecutivo francés.

“Ha llegado la hora de actuar y hay que hacerlo urgentemente", dijo por su parte el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, en entrevista con la BBC tras la cita de París. Cameron señaló que todas las acciones militares se ejecutan al amparo del mandato del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y cuentan, además, con el respaldo de los socios árabes. Al Yazira informaba más tarde sobre los primeros impactos de aeronaves francesas contra cuatro tanques libios.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció que España participará en la operación internacional en Libia con una fragata, un submarino, cuatro aviones F-18, un avión cisterna y otro de vigilancia marina. Italia y Dinamarca también hicieron ofrecimientos. Canadá apoya la rápida acción militar en Libia pero necesitará dos días para preparar sus naves, dijo un portavoz gubernamental.

Alemania no participa, EE.UU. y OTAN con cautela

EU Gipfel Brüssel 2011

Angela Merkel reiteró que Alemania no participará en acciones militares.

Al término de la cita parisina de emergencia, la canciller alemana, Ángela Merkel, reiteró que su país no participará en la misión pero pone las bases estadounidenses ubicadas en su territorio al servicio de la intervención y está dispuesto a asumir tareas adicionales en Afganistán para descargar a los socios implicados en esta nueva andanza militar.

"Alemania tiene consideraciones en contra de parte de la resolución de la ONU (...) Pero ahora esa resolución está vigente y queremos que se imponga con éxito", aclaró Merkel. Los germanos siguen prefiriendo la vía de las sanciones económicas, como la imposición de un embargo al crudo libio, pero la canciller quiso dejar claro que "nadie podrá romper la determinación de la comunidad internacional. Estamos unidos tras el pueblo libio y estamos unidos en la convicción de que la guerra de Gadafi contra su propia gente tiene que terminar".

Por su parte, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, declaró que su país tiene “capacidades (militares) únicas” y apoyará a sus aliados europeos y Canadá, aunque no precisó cómo ni cuándo. Clintón sólo dejó claro que EE.UU. no enviará tropas terrestres, algo que, de cualquier manera, no estaría cubierto por el mandato de la ONU.

Según el diario The New York Times, EE.UU. pretende limitar su participación en ataques aéreos conjuntos con Europa y la Liga Árabe en Libia. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prevé que los soldados sólo lleguen a estar "días, no semanas" implicados en la lucha contra las tropas de Gadafi, publica el rotativo. La escasa información sobre los insurgentes libios y el temor a conexiones con la red de Al Qaida afectan el consenso del Ejecutivo estadounidense sobre la actuación de sus soldados en el país norteafricano, insiste el diario neoyorkino.

Al mismo tiempo, pese al inicio de la acción militar por parte de varios de sus miembros, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) no parece dispuesta a intervenir aún en Libia. De acuerdo con fuentes diplomáticas en Bruselas, Sarkozy quiere asumir la coordinación de la intervención y alega que el papel de la OTAN no debe ser tan visible porque la Alianza no goza de buena reputación en el mundo árabe.

Präsident Nicolas Sarkozy Libyen-Sondergipfel Elysee-Palast Paris Uno-Einsatz gegen Libyen Yves Leterme Flash-Galerie

A la cumbre acudieron representantes de países europeos, árabes, norteamericanos. Faltó la Unión Africana.

Unión Africana: ¿mediación de último minuto?

En la cumbre extraordinaria sobre Libia en París faltaron los representantes de la Unión Africana (UA). Los medios franceses informaron que la organización prepara, en Nouakchott, la capital de Mauritania, una acción de mediación de último minuto.

Además de Sarkozy, Cameron, Clinton, Zapatero, Merkel y otros altos cargos europeos, a la cumbre acudieron representantes de países árabes como Jordania, Irak, Marruecos, Qatar y los Emiratos del Golfo Pérsico.

El coronel Gadafi sostuvo en Libia que las potencias occidentales no tienen derecho a intervenir. "Esto es una injusticia", dijo el portavoz del Gobierno, Mussa Ibrahim, en una carta dirigida a Francia, Gran Bretaña y Naciones Unidas. "Lamentarán si dan un paso hacia la injerencia en nuestros asuntos internos", agregó. El Gobierno libio insiste en que los rebeldes son miembros de Al Qaeda.

Autor: Rosa Muñoz Lima (dpa, rts)

Editora: Luna Bolívar Manaut

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema