1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Francia abre investigación por terrorismo por ataque en tren Thalys

La Fiscalía francesa abrió una investigación por intento de asesinato múltiple con trasfondo terrorista contra el supuesto autor del ataque frustrado en un tren Thalys que cubría el trayecto entre Ámsterdam y París.

El fiscal general, François Molins, señaló que la acusación también comprenderá los cargos de transporte de armas y pertenencia a una asociación criminal terrorista. La Fiscalía pidió la prisión preventiva para el sospechoso.

Molins señaló que Ayoub el Khazzani, el ciudadano marroquí de 25 años que residió en España y que ya era conocido por las autoridades antiterroristas españolas, llevaba armamento pesado y además vio un video en YouTube cuando se encontraba en el tren en el que un extremista islámico llamaba a cometer actos violentos.

Arma no era una Kalashnikov, era un fusil de la extinta RDA

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, había señalado que el sospechoso era conocido por las autoridades europeas por sus vínculos con un movimiento islamista, pero en su primer interrogatorio El Khazzani negó tener cualquier intención terrorista. De todas formas, Molins señaló que el video, así como los movimientos y acciones del sospechoso el pasado viernes, apuntan en otra dirección.

Al parecer, el presunto atacante se compró un billete en primera clase en el tren que costó 149 euros; lo que según Molins desmonta sus alegaciones de que sólo pretendía robar a los pasajeros del tren porque no tenía suficiente dinero para comer. Además, los investigadores hicieron referencia al arsenal de armas con el que contaba el atacante. En principio se habló de que el hombre tenía una Kalashnikov, pero luego se determinó que era un arma similar, un fusil de asalto AKM fabricado en la antigua Alemania comunista.

Presunto terrorista llevaba 270 balas

El detenido tenía nueve cargadores con 270 balas para el fusil, una pistola de nueve milímetros con un cargador, un cuchillo y una botella de combustible. La Fiscalía indicó asimismo que los testigos dijeron que al marroquí se lo veía decidido y dispuesto a usar todas sus armas.

Los investigadores mencionaron además un viaje sospechoso del presunto atacante: el 10 de mayo embarcó en Berlín en un vuelo hacia Estambul y volvió a Europa el 4 de junio desde Antakya, una ciudad turca cerca de la frontera con Siria.

En España llamó la atención de las autoridades antiterroristas por sus declaraciones a favor de yihadistas y sus visitas a una mezquita radical. Por esa razón figuraba en un archivo del servicio secreto francés. La información fue luego transmitida a otros países a través del sistema informativo de Schengen.

JOV (dpa, France24)