1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

¿Fracasa Europa en la protección de los bosques?

La Comisión Europea toma medidas para terminar con la importación de madera talada en forma ilegal. Se teme que no sean suficientes.

default

Madera decomisada en Brasil.

Según la Comisión Europea (CE), la tala incontrolada causa considerable daños ambientales y pérdida de biodiversidad. Para salirle al paso a ello, la CE aprobó un proyecto de ley en la se que impone a los comerciantes del ramo obligación de declarar el origen de la madera.

Además deben asegurar que la madera haya sido talada de acuerdo con las normas legales el país de procedencia. Para que la disposición pueda entrar en vigor, la disposición debe ser aprobada ahora por cada uno de los países de la Unión Europea y el Parlamento Europeo.

Un quinto es madera ilegal

La propuesta de la CE parece quedarse a medio camino. Un portavoz del ministerio alemán de Medio Ambiente dijo que la propuesta comunitaria obliga a los empresarios sólo a realizar controles, pero no contiene una prohibición clara de la importación de madera cortada ilegalmente.

Casi un quinto de la madera importada por la UE, por lo menos 26,5 millones de metros cúbicos, es talada y procesada ilegalmente, según cálculos de la reconocida organización ambiental WWF. La mayor cantidad, unos 10,4 millones de metros cúbicos por un valor de 120 millones de euros, proviene de Rusia.

Otros importantes países de origen son varios países del este de Europa, el sudeste de Asia, África occidental y central y Brasil. El más importante país de tránsito para madera ilegal es China.

En entrevista con DW-WORLD, Nina Grieshammer, experta del WWF en temas forestales dijo: "se trata sencillamente de comercio con mercadería robada, de la que caen víctima valiosos bosques. El gran porcentaje de madera ilegal puede ser reducido e incluso llevado a cero sólo si el comercio a costas de la naturaleza es penado".

Los planes decepcionan a las ONG

Grieshammer agregó: "Los planes de la Comisión nos decepcionan. Si se transforman en ley, no serán más que un tigre de papel y prácticamente no protegerán a ningún árbol de ser talado ilegalmente".

El WWF lamenta también que la UE se plantee ahora una reducción de la tasa de deforestación en el mundo a la mitad hasta el 2020, luego que en la Conferencia sobre Biodiversidad en Bonn en mayo pasado, 60 países se hubieran puesto de acuerdo en detener por completo la deforestación hasta ese mismo año.

La organización de protección de la biodiversidad Pro Wildlife habla de "grandes déficits" en la propuesta de la Comisión. El mayor problema, dice Pro Wildlife, es que no se fijan criterios unitarios de verificación de la legalidad para toda la UE. La UE propone que los comerciantes permitan controles externos o desarrollen sistemas de verificación de legalidad propios.

"Nos amenaza ahora una marea de sellos de origen, ya que la UE no propone criterios unitarios. Así no se puede resolver el problema", concluye Jana Rudnik, experta de Pro Wildlife.

DW recomienda