1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

"Fracasó" mediación internacional en Egipto

El presidente de transición egipcio, Adli Mansur, dio por terminados los esfuerzos de diplomáticos internacionales para superar la crisis política en el país, en un comunicado emitido en El Cairo.

"La presidencia responsabiliza plenamente a los Hermanos Musulmanes del bloqueo de estos esfuerzos", afirma el comunicado de la presidencia de Mansur.

Un funcionario de los Hermanos Musulmanes rechazó la acusación. "Dejen que los mediadores internacionales salgan y anuncien quién tiene la culpa", dijo Hamza Zawba, portavoz del grupo islamista. "El problema actual es el golpe de Estado, que nosotros rechazamos", dijo en declaraciones a la televisión Al Yazira.

El subsecretario de Estado norteamericano, William Burns, los ministros de Exteriores de Catar y los Emiratos Árabes Unidos, Jalid al Attiyah y Abdullah bin Zayed, respectivamente, así como el enviado especial de la Unión Europea (UE), Bernardino León, intentaron en los últimos cuatro días distender la situación en el país, que se agravó con el derrocamiento por parte del Ejército del presidente islamista Mohamed Mursi.

Burns se marchó de El Cairo el miércoles, según fuentes de seguridad en el aeropuerto de la capital egipcia. No ofreció ningún comunicado. El enviado europeo León continúa en la capital egipcia, confirmó un portavoz en Bruselas.

Llamado europeo

La UE se mostró "muy preocupada" por el fracaso de los esfuerzos de mediación internacional. "La UE llama a todos los grupos políticos a hallar una salida pacífica a la crisis actual", dijo hoy en Bruselas Michael Mann, portavoz de la jefa de la diplomacia del bloque, Catherine Ashton.

La situación en Egipto se ha polarizado radicalmente desde la destitución de Mursi. Los Hermanos Musulmanes, de cuyas filas procede el islamista, intentan conseguir que Mursi regrese al poder con multitudinarias manifestaciones y protestas permanentes. El nuevo gobierno de transición se niega rotundamente y argumenta que una mayoría de la población le apoya.

La semana pasada el gobierno de transición estuvo a punto de desalojar a la fuerza los dos grandes campamentos de protesta de seguidores de Mursi en El Cairo. Allí acampan desde hace semanas varios miles de personas y aseguran que seguirán hasta que Mursi regrese al poder.

La comunidad internacional teme que si se procede al desalojo por la fuerza haya un nuevo derramamiento de sangre de consecuencias imprevisibles, por lo que intentó mediar para poner fin a la crisis interna.

En enfrentamientos entre seguidores y detractores de Mursi registrados en la noche del martes en Alejandría murió una persona y 46 resultaron heridas, informaron medios egipcios. En Al Arish, en el norte de la Península del Sinaí, extremistas dispararon contra un antiguo diputado.

El jueves comienza en Egipto el Eid al Fitr, la fiesta con la que se celebra el fin del mes de ayuno, el Ramadán. Un grupo liderado por los Hermanos Musulmanes llamó a los egipcios a tomar las calles para pedir la restitución de Mursi al inicio de la festividad, que bautizó como "la fiesta de la victoria".

el(dpa, EFE)

DW recomienda