1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Fotos inéditas de boda real conmueven a los británicos

La aparición de catorce fotografías inéditas de la boda de Diana de Gales con Carlos de Inglaterra ha conmovido al público británico y ha devuelto a las primeras páginas de los periódicos a la princesa, fallecida en 1997 en París cuando era perseguida por los paparazis. En una semana en la que el palacio de Buckingham ha alertado del acoso de los fotógrafos al príncipe Jorge, "Lady Di" ha compartido protagonismo en los medios del Reino Unido con el primogénito de los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, de dos años, que habría sido su primer nieto. La imagen de Diana ha reaparecido en una serie de instantáneas que retratan los momentos más íntimos de su enlace con el heredero al trono británico, el 29 de julio de 1981, y que muestran la espontaneidad de la princesa. La colección de retratos, que quedó descartada del álbum oficial de los recién casados, se tomó en el palacio de Buckingham durante la recepción de la boda y tras la ceremonia religiosa que se celebró en la icónica catedral de San Pablo en Londres, informó la casa de subastas RR Auction, que sacará a la venta las fotografías el próximo 28 de septiembre en Estados Unidos. Las imágenes tomadas por Patrick Lichfield, único miembro de la familia autorizado a retratar de forma extraoficial a los príncipes, fueron entregadas al asistente del fotógrafo como recompensa por su trabajo ese día, y han permanecido guardadas durante 34 años. El enlace real, que congregó a una patriótica multitud de 600.000 personas que agitaban banderas británicas al paso de los recién casados, se convirtió en el evento televisivo más seguido de la historia con una audiencia de 750 millones de espectadores. En las capturas de este día que salen a subasta –siete de ellas en blanco y negro, y otras siete en color–, aparece una joven Lady Di, que tenía 20 años el día de su boda, vestida con un traje de novia color marfil, de seda y tafetán, y bordado con 10.000 perlas, un diseño que firmaron los británicos David y Elizabeth Emanuel. (EFE)