1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Foro Social Mundial en Túnez: "Otro mundo es inevitable"

Miles de personas se manifestaron en Túnez al grito de "otro mundo es inevitable" en el cierre de la XIII edición del Foro Social Mundial (FSM).

"Este encuentro es una prueba de que nuestro mundo está mal, que es necesario un cambio social a todos los niveles. El cambio es una necesidad pero también algo que no podrán parar", explicó uno de los organizadores de esta gran aldea que durante cuatro días ha reunido casi todas las causas del planeta. A su vera, una nutrida representación de Marruecos caminaba junto a bereberes argelinos ataviados con sus trajes tradicionales, saharauis de amplias sonrisas y tunecinos que gritaban en favor de la libertad y en contra del terrorismo en una efímera estampa de una de las reivindicaciones que llegaban desde más atrás: la de un Magreb unido.

Por el respeto a los derechos humanos

Y es que en el FSM hubo espacio para todas las nacionalidades y para todas las causas, desde la lucha contra el calentamiento global del planeta a otras tan variopintas como la reivindicación de controvertidas figuras como la del líder iraquí Sadam Husein. Un gran retrato del dictador iraquí derrocado sobresalía en medio de la marcha, en la que también se pidió justicia para el pueblo palestino, libertad para los presos políticos arrestados en la mayoría de los países del planeta y sobre todo, un mejor reparto de la riqueza y respeto absoluto a los derechos humanos.

En el FSM hubo espacio para todas las nacionalidades y para todas las causas.

En el FSM hubo espacio para todas las nacionalidades y para todas las causas.

"El gran problema de nuestra sociedad son las empresas transnacionales. Ellas dictan las políticas y son las que esquilman los recursos naturales. Todas las causas aquí reunidas tienen como elemento transversal la falta de ética de las multinacionales y de los mercados financieros", aseguró un activista español.

Recuperar la confianza

El foro, que concluye con importantes críticas por la deficiente organización, ha reunido durante cuatro días a activistas procedentes de más de 130 países con un tema estrella: la deuda que amenaza con hipotecar el futuro de las generaciones venideras en los cinco continentes. Cuatro jornadas en las que se han celebrado más de un millar de conferencias y talleres, cientos de actividades lúdicas, conciertos, transacciones de negocio justo y millares de entrevistas e intercambios de ideas y mensajes, con la idea de que hay otro modelo de gestión.

El foro ha servido a Túnez, además, para recuperar su confianza y pasar con nota el examen de seguridad tras el grave atentado con rehenes que el pasado 18 de marzo causó la muerte de 22 personas, 21 de ellas turistas extranjeros, en el Museo de El Bardo. El foro comenzó precisamente con una marcha en contra del terrorismo yihadista en general y contra ese ataque en particular, obra presuntamente de grupo radical local "Ansar al Sharia", ideológicamente vinculado a la red terrorista internacional Al Qaida, aunque reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI).

Los organizadores han solicitado a todos los participantes que mañana sigan en el país que se sumen igualmente a la gran manifestación internacional contra esta lacra mundial convocada por el Gobierno tunecino, a la que acudirán líderes europeos y árabes.

RML (efe, dpa)