1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Foro del Transporte Internacional: “el ramo ha sido tocado en el corazón”

El desafío que plantea la crisis al transporte internacional de bienes y personas es el núcleo del Foro del Transporte Internacional. Y aunque haya pasado a un segundo plano, el medio ambiente también es tema a tratar.

Ein U-Bahnzug von Bombadier Görlitz wird in den Frachtraum eines Frachtflugzeuges des Typs Antonov 124-100 am Dienstag (26.05.2009) auf dem Flughafen Leipzig/Halle in Schkeuditz geschoben. Der 22,5 Meter lange und 45 Tonnen schwere Waggon wir neben einem zweiten nach Indien geflogen, wo sie künftig auf dem Netz der Metro in Delhi eingesetzt werden sollen. Parallel zu dem Lufttransport dazu beginnt in Leipzig das Weltverkehrsforum 2009 - Verkehr für eine globale Wirtschaft - Neue Herausforderungen und Möglichkeiten mit rund rund 50 Verkehrsministern der Mitgliedsstaaten der Industriestaatenvereinigung OECD. Foto: Peter Endig dpa/lsn +++(c) dpa - Bildfunk+++

Un vagón de tren es embarcado en un avión en Leipzig rumbo a Nueva Dehli.

El segundo Foro del Transporte Internacional tiene lugar del 26 al 29 de mayo en la ciudad alemana de Leipzig. El evento, nacido en 2008 de los encuentros entre los ministros europeos de Transporte, se realiza bajo el alero de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En esta edición se trata de encontrar para el ramo del transporte -tan importante para la globalización como afectado por la crisis- salidas viables.

El sector ha sido tocado en el corazón

“Cuando hay crecimiento económico, el volumen del transporte crece considerablemente. El transporte es tanto un medio de la globalización como su cadena de transmisión. Enfrentamos actualmente el efecto contrario: el rendimiento económico caerá en un cuatro por ciento este año; la producción disminuirá en un dos por ciento; el comercio internacional se reducirá en un diez por ciento... O sea, el sector del transporte ha sido tocado en el corazón y reducirá su volumen en algunos sectores hasta un 20 por ciento. Sólo en el campo del transporte comercial terrestre se han perdido, mundialmente, unas 140.000 plazas de trabajo”, explica Michael Zirpe, portavoz del Foro.

¿Verdaderamente internacional?

Las dos primeras jornadas del Foro se dedican a la economía y a la ciencia; las dos últimas los representantes de la política tienen la palabra. Estados Unidos, Canadá, México, los países de la Unión Europea, Rusia y Ucrania asisten al evento; también China y Brasil. Que el África no esté presente, tampoco Cercano Oriente y muchos países asiáticos, hace cuestionar el nombre del encuentro.

“El Foro del Transporte Internacional cuenta con 52 estados miembros y con ello rebasa los límites de la OCDE. Tratamos temas de relevancia mundial. Y cuando hablamos del comercio mundial y de sus rutas, del volumen del transporte y la logística –que con seguridad cambiarán como efecto de esta crisis- tratamos de temas que afectan también a los Estados que no son miembros del Foro”, puntualiza Zirpe.

Transporte y medio ambiente

U-Bahnzug wird auf dem Flughafen Leipzig/Halle verladen

"La movilidad subirá de precio"

Sin duda alguna, el transporte no es sólo núcleo de la economía, sino también un punto clave de la protección al medio ambiente. Los desafíos del siglo XXI exigen una reconceptualización de las políticas de transporte. Aunque temas tales como ecología, cambio climático y eficiencia energética han pasado a un segundo plano debido a la crisis económica mundial, nadie olvida que el ramo del transporte es responsable de un 24 por ciento de las emisiones de CO2. Por ello, subraya Zirpe, esos temas son esenciales y “tenemos que optar por mejores tecnologías y por mayor eficiencia. Partimos siempre de que con las tecnologías actuales podemos reducir el consumo de combustible en el ramo del transporte privado hasta el 2050 en un 50 por ciento, y con ello también las emisiones de CO2. Fyfty by fyfty se llama la iniciativa correspondiente. Pero en ella aún no se contempla el desarrollo de los motores eléctricos, los híbridos, sólo se contemplan las tecnologías existententes y su ulterior desarrollo”.

Una gran tontería

Los paquetes económicos de las naciones industrializadas no han optado precisamente por el medio ambiente: no hay un paquete conyuntural que no apueste por fomentar el transporte individual, la infraestructura vial y el incremento del volumen de carga. Esto, según el gerente del Foro para Medio Ambiente y Desarrollo, Jürgen Meier, tiene graves consecuencias para el medio ambiente. “La idea de que un auto nuevo es mejor para el medio ambiente que uno viejo es una gran tontería, pues si el automóvil viejo era eficiente y el nuevo una máquina devoradora, no hemos dado ni un solo paso en favor del clima... Pero la idea de que para incentivar la economía hay que incrementar la venta de autos y construir más calles –una ideología de las tinieblas del siglo XX- parece no querer salir de las cabezas de nuestros políticos”, critica Meier.

Combustible fósil es combustible fósil

Tampoco con un sistema vial más inteligente se podría cambiar el hecho de que los combustibles fósiles son responsables del cambio climático y que urgen cambios en la manera de pensar y en las cantidades. Zirpe, sin embargo, opina que medidas adecuadas podrían aportar lo suyo: “requerimos mejores conceptos logísticos para incrementar la eficiencia. Y también tenemos que empezar por el consumidor. Justamente en las zonas de aglomeración de las grandes ciudades, el ir a pie, en bicicleta o en transporte público se vuelve cada vez más importante, tanto en Alemania como en Europa; por otra parte, si una persona conduce eficientemente su automóvil puede ahorrar un 20 por ciento de los costos y con ello reducir emisiones de CO2”.

La movilidad costará caro

Por otro lado, el secretario General del Foro, Jack Short, declara que la movilidad costará más en un futuro cercano. Entre los motivos se encuentra la creciente necesidad de seguridad y, precisamente, de protección medioambiental. “Después de los programas conyunturales, las arcas estatales están vacías”, asevera Short, quien vaticina un incremento general de peajes en los sistemas de carreteras y concluye: ”El ramo de la logística y el transporte se encuentra ante un desafío sin parangón. Estos tiempos difíciles exigen conceptos nuevos”. Precisamente para esbozarlos conversarán durante cuatro días en Leipzig 700 expertos de más de cincuenta naciones.

Autor: Helle Jepessen/Mirra Banchón
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda