1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

FMI: “Grecia necesita mucha más financiación de la prevista”

Su deuda se puede disparar hasta un 200 por cien del PIB en los próximos dos años, según un informe hecho público por el FMI. Tsipras descartó hoy una convocatoria inmediata de elecciones.

El FMI advirtió hoy (14.07.2015) a los acreedores internacionales de que las necesidades de financiación de Grecia son mucho mayores de las previstas dos semanas atrás. "La deuda de Grecia solo puede ser sostenible ahora a través unas medidas de alivio que van mucho más allá de lo que Europa está dispuesta a considerar hasta ahora", señala el reporte del Fondo Monetario Internacional.

El informe, en el que se aborda el rápido deterioro de la situación financiera de Grecia en las últimas dos semanas, fue distribuido a los acreedores durante la reunión del fin de semana de Bruselas, en la que se alcanzó un acuerdo para un tercer rescate financiero. "Los acontecimientos de las últimas dos semanas -el cierre de los bancos y la imposición de controles de capital- están imponiendo un duro peaje en el sistema bancario y la economía y han provocado un mayor y significativo empeoramiento de la sostenibilidad de la deuda comparado con los proyectado en nuestro reciente análisis de deuda", explica el reporte.

Los nuevos cálculos de 200 por cien del producto interno bruto suponen una sorpresa, debido a que apenas hace dos semanas la institución divulgó un análisis de la deuda griega en el que aseguraba que ascendería al 177 por cien en los próximos dos años. Como solución, el FMI propone "una extensión muy grande" de los planes de pago de la deuda, que incluiría un "periodo de gracia" de otros 30 años en todas sus obligaciones de deuda europea.

Tsipras busca apoyos en Syriza

Por otro lado, el Parlamento heleno debe dar luz verde este miércoles (15.07.2015) al primer paquete de medidas y la semana próxima a un segundo para que sea posible iniciar las negociaciones sobre el tercer rescate. El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha mantenido hoy varias reuniones con miembros de Syriza para tratar de recabar apoyos de cara a la decisiva votación de mañana. Mientras, las medidas de ajuste han despertado la protesta de los sindicatos.

En una entrevista en la televisión pública, Tsipras aseveró que hará lo que pueda "para mantener la unidad de Syriza y del grupo parlamentario", pero recalcó que "cada uno cargará con su responsabilidad". Respecto a cómo afectará a la estabilidad del Gobierno que las medidas sean aprobadas con los votos de la oposición, pero no con los de sus propios diputados, el primer ministro dijo que el país está en "condiciones que no son normales" y que no puede reprochar a nadie su comportamiento, al tiempo que reafirmó sus posiciones.

Huelga convocada

Aseguró que asume su responsabilidad por haber aceptado un acuerdo en el que no cree, pero destacó que hará lo posible por llevar a la práctica las medidas acordadas y que no se plantea convocar elecciones al menos hasta acordar el tercer rescate. Tras la reunión este martes del comité político de Syriza, que ha concluido con un llamamiento a la unidad, Tsipras ha mantenido varios encuentros en la sede del Gobierno, para asegurarse la mayoría propia necesaria para que la votación prospere.

Por su parte, la confederación de sindicatos del sector público (ADEDY) ha convocado para el mismo miércoles una huelga de 24 horas en contra del pacto, la primera que se organiza bajo el Gobierno de Syriza y ya han anunciado que lo secundarán los funcionarios de la administración local, los enfermeros y el personal administrativo de los hospitales, así como también se han adherido los farmacéuticos.

MS (efe/dpa)