FMI alaba economía uruguaya y critica a sus vecinos | América Latina | DW | 13.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

FMI alaba economía uruguaya y critica a sus vecinos

El Fondo Monetario Internacional sostuvo que el país sudamericano ha resistido la desaceleración regional y dijo que su entorno era un “freno” para su crecimiento.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) alabó el manejo económico uruguayo y lamentó que el entorno del pequeño país sudamericano sea un “freno” para su crecimiento. Esto, luego de que una misión de la entidad internacional visitara Montevideo para realizar el monitoreo anual de la economía uruguaya. Según el FMI, ahora el gobierno debe mantener una visión de largo plazo en la gestión macroeconómica.

Según Oya Celasun, jefa de la misión en Uruguay, “la economía todavía está saliendo de un buen nivel de impulso. El consumo privado se ha desacelerado, pero todavía está creciendo a tasas buenas y eso va a continuar, pero se va a suavizar a lo largo del tiempo”. A esto hay que sumar un entorno desfavorable, debido a la desaceleración económica que sufre Latinoamérica.

“Uruguay es parte de una tendencia que están enfrentando las economías emergentes en forma más amplia. La contracción de las condiciones financieras mundiales va a afectar a todas las economías. Uruguay no es inmune”, recordó Celasun en una entrevista publicada por el diario El País este sábado (13.12.2014). “Al mismo tiempo la región inmediata es un viento de frente para el crecimiento o un freno”, añadió la especialista.

Riesgos manejables

Entre los desafíos macroeconómicos que debe enfrentar Uruguay, la experta del FMI destacó la reducción “de la inflación al rango meta”, además de “fortalecer e impulsar la sostenibilidad fiscal”. Luego de una década de crecimiento “fuerte e inclusivo”, la economía uruguaya se está enfriando. El FMI estima que este año Uruguay crecerá un 3 por ciento, mientras que para 2015 estima un crecimiento del 2,5 por ciento.

“Aunque los riesgos de corto plazo parecen manejables dado las fuertes reservas de liquidez de Uruguay, un entorno externo menos favorable exige el mantenimiento de una visión de largo plazo en la realización de la gestión macroeconómica”, agregó Celasun. El déficit fiscal de Uruguay alcanzó un 3,2 por ciento del Producto Interno Bruto en el año móvil cerrado en octubre.

DZC (dpa, Reuters)