1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Fiscal venezolana no asiste a antejuicio en su contra

Luisa Ortega calificó la acción de la justicia como “amañada y confusa” y acusó a los magistrados de ser “ilegítimos”. Tribunal se tomará cinco días para entregar una decisión.

En una comparecencia ante los medios realizada en la sede del Ministerio Público venezolano, la fiscal general Luisa Ortega Díaz, señaló este martes (04.07.2017) que no asistirá a la sesión de antejuicio de mérito que realiza en su contra el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por considerar que el proceso que se ha abierto es una violación de la legislación con el objetivo de anular al Ministerio Público. El TSJ anunció que se tomará cinco días para anunciar una decisión sobre este asunto. 

 

Más información:

-Venezuela: comenzará proceso contra fiscal general

-UE-Venezuela: ¿se avecinan las sanciones?

 

Ortega sostuvo que se trata de "un proceso amañado y confuso” y añadió que los magistrados del máximo juzgado son "ilegítimos e inconstitucionales”, pues no están cumpliendo con los requisitos previstos en la Constitución. "¿Ustedes creen que ellos puedan actuar con objetividad?”, preguntó la fiscal, que también denunció que no ha podido tener acceso al expediente que abrió el TSJ en su contra. 

"Esta decisión solo será posible violando el derecho a la defensa y al debido proceso, por esa razón no acudí al Tribunal Supremo de Justicia", declaró. "Ya sabemos que en el día de hoy va a operar mi remoción y no solo a mí, sino también al vicefiscal (Rafael González)", señaló la funcionaria, que dijo que desconoce a la vicefiscal que designó este martes el Supremo, Katherine Harrington.

Comienza antejuicio

Justamente un día después de que la Asamblea Nacional ratificara el nombramiento de Rafael González como vicefiscal, el Tribunal Supremo de Justicia nombró en el mismo cargo a Harrington. El magistrado Juan José Mendoza explicó que si bien la designación de ese cargo debe contar "con la autorización de la mayoría del Poder Legislativo, al mantener ese órgano en desacato” cualquier medida adoptada por él no tiene validez legal.

Ortega también afirmó que en su país está en marcha un "golpe de Estado" más "grotesco" que el perpetrado contra el fallecido presidente Hugo Chávez en 2002 por parte del empresario Pedro Carmona y afirmó que, al igual que entonces, se están disolviendo los poderes públicos. "Esto es un golpe de Estado, más grotesco que el de Carmona, más grotesco que el decreto de Carmona, Carmona fue el que disolvió aquí los poderes públicos", dijo.

Pese a todos estos inconvenientes, el TSJ abrió el juicio contra Ortega con declaraciones del diputado oficialista Pedro Carreño, que inició la acción legal contra la fiscal con una denuncia por supuestas "faltas graves" en el desempeño de sus funciones. Carreño acusó a Ortega de "ponerse en antagonismo con el Poder Judicial" y "con el Poder Ejecutivo", después de que la funcionaria recriminara al TSJ haber roto "el hilo constitucional" y acusara al Gobierno del presidente Nicolás Maduro de practicar "terrorismo de Estado".

DZC (EFE, Últimas Noticias, El Universal)

DW recomienda