1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Finalizan las celebraciones por la ampliación de Schengen

Con actos festivos en las fronteras austro-húngara e italo-eslovena concluyeron hoy las celebraciones por la ampliación del acuerdo de Schengen dentro de la Unión Europea, que desde el viernes incluye a otros nueve países del bloque comunitario y suma 400 millones de habitantes.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el primer ministro húngaro, Ferenc Gyurcsany, celebraron en la frontera austro-húngara la ampliación del espacio Schengen con la inauguración de un monumento alusivo.

La apertura de fronteras es una muestra de la confianza entre los pueblos, dijo Barroso citado por la agencia noticiosa húngara MTI. LA medida es de gran importancia simbólica y acarreará consecuencias de enorme importancia' para los europeos, agregó.

En las celebraciones en Hegyeshalom-Nickelsdorf participaron también el presidente de turno del Consejo Europeo, el primer ministro portugués José Sócrates, así como el comisario europeo de

Justicia Franco Frattini, el primer ministro eslovaco Robert Fico y el ministro austríaco del Interior Günther Platter.

'Hoy celebramos la ciudadanía europea', indicó Sócrates. Gyurcsany agradeció a todos los que hicieron posible 'este sueño de libertad y democracia'. Ahora los europeos 'debemos no sólo atrevernos, sino también comprender lo que es ser libre en este nuevo mundo'.

El premier eslovaco Fico calificó la ampliación de Schengen como 'un especial regalo de Navidad', y el ministro austríaco Platter subrayó que las fronteras europeas son seguras a pesar de su apertura: 'Podemos estar tranquilos'.

En la ciudad italo-eslovena de Gorizia, cerca de Trieste y dividida desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, el ministro italiano del Interior, Giuliano Amato, celebró la remoción de fronteras. 'La creación de la frontera en Gorizia ha sido uno de los acontecimientos más opresivos de la historia italiana', dijo Amato en su encuentro con el alcalde de la Gorizia italiana, Ettore Romoli. La división de la ciudad había quedado cementada con los tratados de paz de París en 1947.

Suiza y el principado de Liechtenstein planean unirse a Schengen en noviembre del año que viene (dpa)