1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Fin de semana sangriento en la península arábiga

En la república árabe de Yemen, decenas de personas murieron y otras tantas resultaron heridas en el marco de los combates entre rebeldes chiítas Hathi y líderes tribales apoyados por el Gobierno central de ese país.

Este ha sido un fin de semana particularmente violento en la península arábiga. En Yemen, fuentes oficiales informaron este domingo (6.7.2014) que decenas de personas murieron y otras tantas resultaron heridas en el marco de las refriegas entre rebeldes chiítas y líderes tribales apoyados por el Gobierno central de esa república árabe. Un día antes, dos terroristas cercanos a la red Al Qaeda se atrincheraron en un edificio gubernamental de Sharura, Arabia Saudita, y se enfrentaron con las fuerzas de seguridad por una hora.

La televisora Al Arabiya, que transmite desde Dubái, señaló que los supuestos combatientes de Al Qaeda en la Península Arábiga (APAQ) se hicieron volar por los aires. Éstos habrían formado parte de un sexteto de hombres que asaltó una patrulla saudí cerca del paso fronterizo de Al Wadia, en la frontera con Yemen, el 4 de julio. En aquel ataque murieron tres soldados fronterizos saudíes y tres de los agresores. Uno de los hombres fue detenido y dos huyeron a Sharura, donde fueron rodeados por las fuerzas de seguridad saudíes.

Fuego en diferentes frentes

En lo que respecta a las víctimas mortales de las escaramuzas registradas en Yemen, las agencias de noticias ofrecen cifras divergentes. Y es que el Gobierno yemenita tiene enemigos en diferentes frentes. En la ciudad de Amran fueron quince los combatientes tribales del partido islamista Islah y veinte los insurgentes chiítas Hathi que perdieron la vida. La radioemisora alemana Deutschlandfunk suma a ese saldo los aproximadamente setenta muertos que dejó un ataque aéreo perpetrado por las Fuerzas Armadas yemenitas al norte de Saná.

Otras fuentes aluden a una emboscada en la que seis soldados oficialistas murieron este domingo (6.7.2014) en la provincia sureña de Abyan. Desde hace años, los rebeldes chiítas Hathi –también conocidos como Ansarullah– han estado enfrentándose violentamente con el Gobierno central de Yemen, denunciando que el presidente Alí Abdalá Salé los marginalizó durante demasiado tiempo. Alí Abdalá Salé dimitió en 2012 bajo la presión de las revueltas populares que se registraron en las calles de Yemen durante un año entero.

ERC ( dpa / AP / AFP )