Ficción, realidad y visión literaria en la historia de un crimen | Cine | DW | 21.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

Ficción, realidad y visión literaria en la historia de un crimen

Un oscuro capítulo del pasado alemán pero al mismo tiempo una historia muy personal: el director de cine germano Volker Schlöndorff presenta ''Das Meer am Morgen'', más que una película de nazis en la Bretaña francesa.

Escena de Das Meer am Morgen, de Volker Schlöndorff.

Escena de "Das Meer am Morgen", de Volker Schlöndorff.

A la pantalla no ha llevado la enésima repetición de un capítulo de la II Guerra Mundial, sino un proyecto muy personal, puntualiza acerca de su última película el director de cine alemán Volker Schlöndorff, en una entrevista concedida a Deutsche Welle. Un atentado contra un oficial nazi cometido en la Bretaña francesa en 1941 y el fusilamiento a modo de respuesta de 48 civiles galos le sirven de base a la trama de Das Meer am Morgen, “El mar por la mañana”. Sin embargo, Schlöndorff no se deja encorsetar por la verdad histórica. Lo suyo no es un documental, sino un filme de ficción basado en diversas fuentes literarias.

Estudiante en Francia

En 1941, miembros de la resistencia francesa asesinaron al teniente coronel nazi Karl Hotz.

En 1941, miembros de la resistencia francesa asesinaron al teniente coronel nazi Karl Hotz.

Cuando Schlöndorff habla de lo que le llevó a rodar su actual película, queda claro que la definición “proyecto personal” no es una mera frase hecha. Con 17 años, el director realizó un intercambio escolar en la Bretaña francesa. Después, estudió derecho en París. Allí entró en contacto con el mundo del cine. Cada día acudía a la Cinémathèque Française a empaparse de la historia del séptimo arte. Pudo haber ingresado en la Escuela Superior de Cine parisina, pero prefirió la práctica y ejerció como asistente de grandes del cine galo.

Historias sobre el comportamiento de los nazis en la Bretaña las había escuchado, por lo tanto, ya desde muy joven. Verdadera atención, sin embargo, no les prestó hasta décadas más tarde. En la investigación de los acontecimientos se topó con aspectos nuevos y sorprendentes. Dos escritores alemanes estacionados en Francia durante la II Guerra Mundial, Ernst Jünger y Heinrich Böll, le influenciaron a la hora de escribir el guión de Das Meer am Morgen.

Jünger y Böll

Ernst Jünger formó parte del personal militar destinado a París durante la ocupación nazi. Allí fue encomendado por el lugarteniente alemán en Francia, Otto von Stülpangel, con la tarea de describir “literariamente” el fusilamiento de los 48 franceses. Jünger cumplió la orden, aunque tiempo después destruyó el documento.

Heinrich Böll fue soldado raso durante la II Gran Guerra, precisamente en la Bretaña, no muy lejos del lugar en que tuvieron lugar los hechos que narra el film de Schlöndorff. Relatos de aquellos difíciles tiempos –que no se refieren al atentado y sus consecuencias pero sí al día a día en la batalla- como Das Vermächtnis, traducido al español bajo el título La herida y otros relatos,o Der Zug war pünktlich, El tren llegó puntual, los utilizó el director para caracterizar al soldado alemán que aparece en Das Meer am Morgen.

Un teniente, un muchacho, una carta

El joven Guy Môquet poco antes de su ejecución.

El joven Guy Môquet poco antes de su ejecución.

En octubre de 1941, el teniente coronel nazi Karl Hotz fue asesinado por miembros de la resistencia francesa. Berlín exigió el fusilamiento de 150 franceses como respuesta. Desde París, el lugarteniente alemán von Stülpangel vaciló a la hora de aplicar una medida tan dura. Al final, fueron ejecutadas 48 personas, la mayor parte de ellas comunistas denunciados por colaboracionistas. Uno de los muertos en la vengativa acción fue Guy Môquet, de 17 años. La carta de despedida que el muchacho le escribió a sus padres es hoy materia de estudio obligatoria en todos los colegios de Francia.

Textos, impresiones, ficción

Felicidad en cautiverio: los condenados a muerte franceses viven algunos momentos de distensión en el campo de internamiento. ***Das Pressebild darf nur in Zusammenhang mit einer Berichterstattung über den Film verwendet werden***

Los condenados a muerte franceses en el campo de internamiento.

Así, de textos e impresiones y de elementos ficticios se compone la película de Schlöndorff. Incluso Ernst Jünger aparece en el filme personificado: el actor alemán Ulrich Matthes se encarga de su caracterización. A Heinrich Böll no se le ve con nombre y apellido, pero sí en la figura del soldado Jacob Matschenz.

Tras ser presentada en el Festival de Cine de Biarritz, en Francia, y en la pasada edición de la Berlinale, esta mezcla de revisión del pasado histórico y de la experiencia personal de un cineasta la podrán ver franceses y alemanes en el canal de televisión ARTE, que emite para ambos países.

DW recomienda